DUFOUR 56 Exclusive

Comprar balandras de ocasión en Var

  • 1/23

    Balandra Beneteau First 456

    69.000 €

    • Barco de ocasión validado
    • Port ed plaisance de Miramar, Var (Francia)
    • Año: 1985
    • Eslora: 13,93m.
    • Beneteau First 456 13.93 m de Eslora 1,95 m de Calado.

  • 1/19

    Balandra DUFOUR 56 Exclusive

    560.000 €

    • Port de Saint Mandrier, Var (Francia)
    • Año: 2019
    • Eslora: 17,15m.
    • DUFOUR 56 Exclusive 17.15 m de Eslora 2,50 m de Calado.

  • 1/55
    PREMIUM

    Balandra HUNTER LEGEND 35.5

    53.000 €

    (IVA incluido)

    • Barco de ocasión validado
    • Port de Sain Pierre des Embiez, Var (Francia)
    • Año: 1992
    • Eslora: 10,65m.
    • HUNTER LEGEND 35.5 10.65 m de Eslora 1,37 m de Calado.

  • 1/20

    Balandra JEANNEAU VOYAGE 12.50

    65.000 €

    • Barco de ocasión validado
    • Port du lavandou, Var (Francia)
    • Año: 1988
    • Eslora: 12,5m.
    • JEANNEAU VOYAGE 12.50 12.5 m de Eslora 1,65 m de Calado.

Guarda tu busqueda y recibe nuevos barcos en tu email

  • Tipo: Balandras
  • Estado del barco: de ocasión
  • Localización: Var (Francia)

Tu aviso se ha creado correctamente.

Puedes cancelar tus avisos cuando quieras. Al presionar el botón aceptas las Condiciones Legales

La balandra (sloop en inglés) es un barco de vela que presenta un solo mástil muy alto situado en una posición más cercana a la proa, y dos velas: una vela mayor y una vela de proa. La vela de proa se enverga en el estay de proa y, dependiendo del tamaño y forma de la vela, puede ser un foque o un génova. La posición del palo es la característica más importante para diferenciar la balandra de cualquier otro velero. Normalmente las balandras son construidas con tablas de madera clavadas una encima de la otra.

Las balandras suelen ser embarcaciones muy rápidas, porque su superficie vélica es muy grande en proporción al tamaño del barco, y manejables, ya que su aparejo es muy sencillo. Pueden alcanzar una velocidad notable con el viento a favor, pero también están diseñadas para optimizar la navegación contra el viento. Debido a su poco calado y agilidad que le permitían navegar por la cayería y aguas interiores, la balandra fue muy empleada en el pasado por los contrabandistas, para alcanzar a otros barcos con una mayor facilidad.