Cómo comprar un barco

Autor Maria José Lemos
08/03/2018

Comprar un barco es una de las experiencias más importantes de la vida de un navegante. En esta guía para comprar un barco te ayudamos paso a paso a buscar, encontrar y organizar la compra de tu nuevo barco. 

 

No importa si es tu primer barco o si ya eres un navegante experimentado en busca de una embarcación más grande, más cómoda o más rápida. Los pasos para que logres comprar el mejor barco para ti son los mismos y aunque muchas veces te dejes llevar por la emoción al visitar un salón náutico, o mientras buceas en la oferta de barcos de ocasión online, lo mejor es plantearte el proceso de compra de un barco de forma metódica y usar la razón, al final la emoción estará siempre asegurada cuando estés a bordo de tu nuevo barco.

Antes de empezar, recuerda que puedes plantearte la posibilidad de recurrir a un bróker náutico que te asesore durante todo el proceso, principalmente si vas a gastar una suma de dinero considerable. La comisión que deberás pagar estará plenamente justificada ya que al final es posible que ahorres tanto en tiempo como en dinero, ganando en tranquilidad.

Cómo comprar un barco en 10 sencillos pasos:

  1. Define tu presupuesto
  2. Elige el mejor barco para ti
  3. Busca tu barco
  4. Consulta portales especializados en la venta de barcos
  5. Visita el barco
  6. Haz la prueba de navegación
  7. Negocia el precio del barco
  8. Prepara el contrato y los documentos
  9. Paga los impuestos y realiza el cambio de propiedad
  10. Contrata el seguro obligatorio de responsabilidad civil

Unas recomendaciones para llevar a buen puerto nuestra compra

Define tu presupuesto

El coste del barco es solamente una de las partidas que tendrás en cuenta a la hora de definir el presupuesto para comprar tu nuevo barco. Si es tu primer barco, habla con amigos, conocidos o con un bróker para que te den una idea de los gastos que supone tener un barco. Verás que el combustible, las velas (si es el caso), el mantenimiento, el amarre, el seguro, el invernaje, etc. son gastos que suman bastante. Estos gastos tienen que ver con la edad del barco, su modelo, eslora e incluso con la zona geográfica.

Un barco nuevo implica menos gastos de mantenimiento pero para una misma eslora el precio será más alto y por ejemplo, los gastos en amarre, invernaje, combustible, serán idénticos al de un barco de segunda mano. Haz tus cuentas y decide tus prioridades. Cuándo tengas una idea del presupuesto que puedes gastar y de las partidas que incluye, sabrás definir el intervalo de precios del barco que vas a comprar.

Truco: Los vendedores de barcos saben identificar un comprador que no está al tanto de los costes asociados a un barco, y aunque no lo hagan para perjudicarte, puede que terminen influenciando tus decisiones más de lo que crees, así que dedícale su tiempo a la elaboración de tu presupuesto y revísalo cuando decidas exactamente el barco que quieres comprar.

Elige el mejor barco para ti

Elegir el tipo de barco que mejor se ajusta a tus necesidades es tan importante como el presupuesto. Si es tu primer barco quizás aún no has decidido si prefieres vela o motor. Esta sería la primera decisión: ¿Autonomía y silencio o rapidez y sencillez en la navegación? ¿Qué tal combinarlo todo en un motovelero? ¿Monocasco o catamarán? Barco clásico de madera si te gusta pasar largas horas haciendo bricolaje, barco de pesca si eres aficionado a la pesca, barco deportivo para disfrutar de los deportes acuáticos, crucero familiar para hacer algunas travesías, lancha de fin de semana… Cada barco tiene sus usos y está adaptado a determinados programas de navegación. No olvides que algunos barcos combinan varias posibilidades, por ejemplo, existen muchos barcos de pesca que también sirven para cruceros familiares.

Si lo que buscas no es tu primer barco quizás solo tendrás que decidirte por más eslora, más habitabilidad o más estabilidad. En cualquier caso, no te olvides de que el tipo de barco que elijas y el presupuesto están relacionados. Otro aspecto que deberás tener en cuenta es el tipo de titulación náutica que requiere el barco que has elegido. Es el momento empezar un curso para conseguirla, si es el caso.

Truco: Si sigues teniendo dudas sobre el tipo de barco que mejor se adapta a tus necesidades, habla con un bróker que sabrá ayudarte a identificarlo. Si aún tienes dudas, ¿qué tal alquilar un barco igual o próximo al que te parece más adecuado para ver si te gusta de verdad? Existen muchas ferias náuticas de barcos de segunda mano o en stock, en las que podrás subirte a bordo de algunos barcos sin las formalidades de un salón náutico.

Hoy en día tu ordenador o tu móvil son una ventana abierta ante el mercado de embarcaciones de recreo y tienes una enorme cantidad de opciones a tu disposición. Cada marca tiene su site y cada distribuidor también, así que puedes familiarizarte con tus modelos preferidos y conocerlos a fondo sin mucho esfuerzo. Sin embargo, si buscas un determinado barco en un rango de precios y eslora, te darás cuenta de que la oferta de barcos de calidad y que cumplen tus requisitos específicos no es tan grande, principalmente en el mercado de ocasión, ya que los buenos barcos se suelen vender muy rápido.

Buscar en un sitio web de compraventa de barcos que combine barcos nuevos y usados, anuncios de profesionales y de particulares y donde puedas afinar tus búsquedas puede ser de gran ayuda. Por ejemplo, CosasDeBarcos te permite buscar por marca, pero también por modelo, rango de precios y año de construcción, entre otros criterios, para que no pierdas tiempo con lo que no cumple tus requisitos. Recuerda todo el trabajo previo y no te alejes de tus balizas.

Truco: Al registrarte en CosasDeBarcos podrás crear tu listado de barcos preferidos así lo podrás tener siempre accesible desde tu ordenador o móvil. Si encuentras barcos que están muy al límite de tu presupuesto puedes pedir que te avisen si bajan de precio y tu listado quedará actualizado automáticamente.

Consulta portales especializados en la venta de barcos

Haz un listado de prioridades, es decir, un listado con las características esenciales que el barco que deseas debe tener. Añade otras características deseables pero que en cambio, no son fundamentales. Este listado te ayudará a descartar opciones. Mira los anuncios y lee toda la información disponible. Muchos de los anuncios que vas a encontrar son de brókeres así que son muy completos y podrás verificar si los barcos tienen lo que buscas o no. Analiza bien las fotos y el estado general del barco; asegúrate de que las fotos son efectivamente del barco en venta y no fotos de astillero o de cuando el barco era nuevo. No te dejes influenciar solo por los aspectos estéticos, ni para lo bueno ni para lo malo: no pases por alto un buen barco solo porque no te gustan sus cojines.

Tu objetivo ahora es llegar a un listado con tus barcos preferidos, tu shortlist, que incluirá los que cumplen con todas las características esenciales y algunas de las deseables para después decidir qué información adicional vas a pedir y cuales quieres visitar.

Truco: El listado de prioridades es muy útil pero también hay que admitir que un poco de espontaneidad puede jugar a tu favor, por ejemplo: aunque un barco no tenga todo lo que quieres, puede que su precio deje suficiente margen para ponerlo totalmente a tu gusto. Tenlo en cuenta.

Visita el barco

Si eres un navegante experimentado o vas a visitar tu primer barco, siempre es bueno hacerlo con alguien que te pueda asesorar. Puede ser un bróker o un amigo que sepa de barcos; alguien de tu confianza. Las primeras impresiones cuentan, pero es más importante ser objetivo y metódico. Verifica el estado del interior del barco: la carpintería, la instalación eléctrica, la electrónica, las baterías, el motor, los tanques de agua y combustible, sentina, baños, cocina, camarotes etc... Busca señales de humedad, condensación, si las puertas abren y cierran bien. Toma tus notas de lo que crees que necesita reparación o actualización para presupuestarlo; conocer estos costes te ayudará en la fase de negociación.

Si has quedado satisfecho puedes quedar para inspeccionar el casco y sus componentes, lo que requiere sacar el barco del agua; es un coste que deberás cubrir pero que puedes negociar para que se reste del precio final del barco, si la compra llega a buen puerto.

Sé cortés y procura mantener siempre la cordialidad sin ser demasiado crítico con los defectos del barco. Todo se puede arreglar y negociar y los defectos pueden jugar a tu favor, recuerda que hay vendedores que les gusta que su barco sea apreciado por sus próximos propietarios y estarán más dispuestos a negociar si hay empatía.

Truco: Es útil visitar foros de propietarios para enterarte de problemas comunes en el tipo de barco que vas a visitar. Con esta información en mano podrás hacer preguntas más informadas durante la visita al barco para conocer mejor el historial de averías y problemas.

Más información: Cómo evitar los fraudes online a la hora de comprar un barco

Marina inspeccionar barco

 

La prueba de navegación

Después de visitar el barco y comprobar que todo está conforme y que el barco cumple con el listado de prioridades que has preparado, llega el momento de sacar el barco a navegar.

Tanto para la visita como para la prueba de navegación, asegúrate de que tienes tiempo suficiente para que puedas hacer todas las comprobaciones necesarias. Tener alguien de tu confianza a bordo, que pueda valorar mejor que el comportamiento del barco navegando es fundamental. También toma tus notas para recordar algún detalle o para pedir presupuestos de algún arreglo o cambio que creas necesario.

Truco: Otra forma de lograr más tranquilidad es contratar un patrón para que la prueba sea lo más profesional posible y nada quede fuera de escrutinio. Para más información acerca de cómo hacer la prueba de navegación pincha aquí.

En algunos casos es útil pedir una inspección pre-compra en la que un perito hará todas las comprobaciones necesarias para saber exactamente el estado y condición del barco. El informe de la inspección y sus conclusiones serán muy útiles en la fase de negociación.

Negocia el precio del barco

Ha llegado el momento de negociar. Tienes los presupuestos de todo lo que habrá que sustituir o arreglar de un lado y del otro, los precios de barcos similares y que has consultado en portales como CosasDeBarcos o YachtWorld. Lo fundamental es no pagar más que el valor de mercado del barco y lograr que el vendedor acepte una reducción en el precio de venta equivalente a los gastos que tendrás que soportar para poner el barco al día. Pero sé razonable.

Define el intervalo de precios que estás dispuesto a pagar y la forma de pago que te interesa, usa con criterio la información que has recogido durante la visita y la prueba de navegación y si es el caso, el informe del perito. Demuestra seriedad y recuerda que el vendedor puede tener otro potencial comprador con quien la negociación vaya mejor. La negociación puede ser larga, ya que el vendedor puede sugerir hacer las reparaciones él mismo y mantener el precio de venta o proponer costear las reparaciones a medias. Mantén la calma y recuerda que en este momento ya estás muy cerca de lograr tu objetivo, lo que es mejor que ser intransigente y tener que volver al inicio del proceso. Sin embargo, no cedas demasiado ni te sientas presionado a acordar plazos ni condiciones con las que no te sientes cómodo.

Truco: Si el barco tiene mucha electrónica, pero la vas a quitar para poner todo nuevo, pregúntale al vendedor qué descuento supondría; lo puedes hacer también con otros componentes que no sean fundamentales para ti o que prefieras sustituir, como puede ser también la auxiliar o un motor fueraborda.

Prepara el contrato y los documentos

Si todo va bien con la negociación y finalmente hay acuerdo sobre el precio de compra del barco y forma de pago, habrá que redactar un contrato – en este link podrás descargar un modelo de contrato de compra-venta que la Asociación Nacional de Empresas Náuticas (ANEN) y la Asociación de Navegantes de Recreo (ANAVRE) tienen en sus sites para este efecto. También puedes consultar una gestoría náutica que se ocupe de todo el proceso de oficialización de la transacción.

Si has llevado todo este proceso con la ayuda de un bróker, él se ocupará tanto del contrato como de que toda la documentación del barco esté completa y al día. También se ocupará de los impuestos que correspondan. Puedes consultar un abogado que te asesore o que redacte un contrato específico para la compra de tu barco.

Esta es la documentación que el vendedor debe proveer para que todo quede conforme y para que puedas hacer los trámites al final del proceso de compra:

Hoja de asiento (emitida por Capitanía Marítima).

Marcado CE y/o Certificado de Navegabilidad.

Licencia de navegación o rol de despacho y dotación e Informe de la Inspección Técnica de Buques (ITB).

Certificado de idoneidad de la instalación de equipos radioeléctricos.

Solicitud de Autorización de Instalación y/o desmontaje de equipos radioeléctricos.

Facturas de los equipos, motores, auxiliar.

Manual del propietario y otros manuales del equipo a bordo.

Copia del DNI del vendedor.

Permiso de circulación del remolque, si es el caso.

Aquí puedes ver las garantías que la ley define para la compra de embarcaciones de segunda mano.

Truco: Si has hecho una inspección pre-compra el informe del perito te ayudará en la elaboración de un listado que refleje el estado del barco y sus equipos para adjuntar al contrato. Si no es así, haz tu un inventario detallado del barco y de los equipos objeto de la venta.

Paga los impuestos y realiza el cambio de propiedad

 

Captura de pantalla 2016-08-26 a las 15.26.27
El informe de un experto puede ayudarnos a la hora de decidirnos por la compra de un barco.

La compraventa de un barco entre particulares da lugar al pago del ITP - Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales, que en el fondo es la forma de legalizar el contrato de compra-venta dando origen al cambio de propiedad; el IVA se aplica solamente si compras el barco a un agente o bróker. En este caso la factura incluye el IVA y la liquidación la hace el vendedor, como en cualquier otra transacción.

En el caso del ITP, pagarás el 4% (8% para barcos de más de ocho metros de eslora) del precio estipulado en el contrato, aunque el tipo impositivo puede variar según la Comunidad Autónoma (CA). El modelo a rellenar suele ser el 620, pero también puede variar según la CA; lo puedes hacer online y pagar la tasa en los bancos colaboradores o tramitarlo y pagarlo personalmente en la oficina de Hacienda de tu domicilio fiscal. Después del pago, debes sellar el original del contrato de compra-venta y hacer una copia para presentar en Capitanía, donde harás el cambio de propiedad. Asegurate de que tienes fotocopias de todos los documentos que ya tienes en tu poder.

Rellena este formulario en duplicado para pedir la transferencia de propiedad de la embarcación y presentalo en la Capitanía acompañado de la documentación listada en el propio formulario. El cambio de nombre del barco también se tramita en Capitanía y deberás pagar la tasa que corresponda.

Ahora te toca rellenar el modelo 790 código 025 de pago de la tasa de registro de buques y empresas navieras (por inscripción en hoja de asiento); pagas en el banco o haces el trámite y pago de esta tasa de inscripción online.

La tramitación de la inscripción puede tardar algunas semanas  pero en el momento de la solicitud te darán el volante correspondiente, así que si tienes tu titulación náutica y el seguro de la embarcación hecho, ¡puedes sacar el barco a navegar cuando quieras!

Consulta la página del Ministerio de Fomento sobre compra-venta de embarcaciones de recreo para más detalles y/o actualizaciones.

Ojo: Ten en cuenta el listado de Precios medios de Embarcaciones a Motor usadas durante el primer año posterior a su matriculación, si el precio acordado en el contrato es inferior al de la embarcación y del motor tal como figuran en este listado (a partir de la página 705 para embarcaciones y 767 para motores), los impuestos que correspondan tendrán como base el precio del listado y no el del contrato. Para barcos con más de 10 años el precio base es el del contrato.

Contrata el seguro obligatorio de responsabilidad civil

Seguro del barco Varada

El seguro de responsabilidad civil para barcos es obligatorio en España  y cubre los riesgos de muerte o lesiones corporales de terceras personas, los daños materiales a terceros, pérdidas económicas que se puedan causar a terceros y daños a buques por colisión o sin contacto.

Estas coberturas se pueden ampliar con un seguro voluntario. Existen pólizas con una gran variedad de coberturas pero las más comunes son: daños propios, ocupantes, asistencia en navegación, asistencia en viaje, reclamación de daños a terceros y defensa jurídica.

Más información: Contratar el seguro del barco

Todo listo, ¡bienvenido a bordo!