Cómo permitirse un barco

Autor Celina Ranz
02/06/2021

No es tan imposible como piensas. Una de las principales razones por las que la gente no se aficiona a la navegación es porque asume automáticamente que no pueden permitirse un barco. De hecho, este es uno de los grandes mitos sobre la propiedad de barcos: sólo los ricos tienen barcos. En este artículo te traemos los pasos a seguir para ahorrar dinero y analizar cuáles son los costes reales para poder permitirse tener un barco.

Cómo permitirse tener un barco

Navegar es un deporte que está al abasto de todo aquél que lo desee. Lo cierto es que mucha gente puede permitirse tener un barco, siempre y cuando se tome el tiempo necesario para saber cuáles son sus opciones y encontrar la solución de financiación o de pago más adecuada que se ajuste a tus necesidades.

Más información sobre:

Comprar el primer barco

Financiar la compra de un barco

Primer paso: deja de decir que no puedes

Lo más importante que puedes hacer por ti mismo es hacerte a la idea de que sí puedes permitirte tener un barco, porque realmente puedes. Casi todo el mundo puede, con los recursos adecuados y el compromiso de explorar todas las opciones que hay disponibles. Si quieres encontrar la manera de permitirte un barco, primero tienes que creer que puedes hacerlo. Recuerda que hay barcos de todas las formas y tamaños, por lo que es muy probable que haya un barco perfecto para ti. Ya sea un pequeño kayak, una lancha neumática, una lancha semirrígida o un crucero con cabina de segunda mano, encontrarás el tipo de barco que mejor se adapte a ti y a tus necesidades.

Segundo paso: conoce tus opciones

Cuando se trata de comprar y mantener una embarcación, hay diversas formas de costearla. Igualmente, existen también diferentes opciones basadas en el presupuesto o medios, así como en lo que se espera al ser propietario de un barco. Asegúrate de investigar todo el abanico de posibilidades. Al fin y al cabo, aunque no puedas permitirte financiar un yate nuevo de 40 pies, probablemente puedas invertir en un pequeño barco de pesca de segunda mano que te permita disfrutar de tu afición.

Establecer un presupuesto es complicado porque primero tienes que investigar el mercado para conocer los precios que oscilan en él. Al mismo tiempo, tendrás que hacerte una idea sobre lo que te puedes permitir. Aunque creas que tienes pocas posibilidades, debes comprobar las opciones disponibles para comprar un barco, porque es posible que puedas permitirte más de lo que crees. Explora los pros y los contras de comprar una embarcación nueva o de segunda mano, de financiar una embarcación o de ahorrar para pagarla directamente, etc.

Más información sobre:

Comprar un barco nuevo

Comprar un barco de segunda mano

Tercer paso: Haz números

Insistimos, mucha gente hace suposiciones antes de conocer la verdadera realidad. Adquirir un barco es más fácil de lo que crees si realmente quieres tener uno. Sólo tienes que sentarte y hacer números para saber exactamente cuánto dinero deberás ahorrar y cuánto te va a costar comprar el barco, así como mantenerlo y tenerlo durante un largo tiempo. De este modo, sabrás exactamente lo que puedes permitirte y, lo que es más importante, descubrirás que realmente estás capacitado para tener un barco.

Más información sobre: Cuánto cuesta mantener un barco

Encuentra formas de ahorrar

Para permitirte un barco es conveniente que analices tu situación financiera y veas por dónde puedes empezar a ahorrar dinero para la compra de tu embarcación. Tal vez incluso sea conveniente crear una cuenta corriente a parte en la que puedas ir depositando pequeñas cantidades de dinero, y así crear un buen fondo de mantenimiento que te permita cubrir los gastos relacionados con la embarcación, como las tasas de atraque y almacenamiento, los costes de transporte, entre otros.

Ya sea que ahorres 20 euros a la semana 200 euros, puedes encontrar muchas maneras diferentes de reducir el coste que supone tener un barco si analizas bien tus números y analizas tu situación económica, así como la realidad financiera de la propiedad de un barco. Asegúrate de elegir una embarcación que esté al alcance de tu bolsillo para evitar sorpresas en el futuro. Sé consciente de tus posibilidades.

Cuarto paso: Sé creativo

Si ya sabes que estás cerca de poder permitirte un barco, pero no lo has conseguido todavía, es posible que quieras empezar a buscar otras maneras de hacer reducir tus costes o empezar a ahorrar dinero extra. Como por ejemplo, puedes considerar la posibilidad de comprar un barco fuera de temporada o al final de la misma, pues es cuando encontrarás las mejores rebajas y ofertas de barcos.

¿Cuál es el mejor momento para comprar un barco?

También puedes pensar en invertir en un barco como una especie de recompensa por algún otro logro. Tal vez has decidido cancelar la deuda de tu tarjeta de crédito y quieras utilizar esas cantidades de pagos mensuales para invertir en el barco. Márcate objetivos y encuentra formas creativas de conseguir el dinero que necesitas.

Una vez te hayas tomado tu tiempo para desglosar todos los pasos a tener en cuenta y ver los números reales, no te resultará tan intimidante considerar la idea de comprar un barco. De hecho, verás que es mucho más factible de lo que crees. Si realmente careces de los fondos necesarios para conseguir lo que deseas, tal vez debas considerar la posibilidad de reevaluar tus exigencias y comenzar con una embarcación más pequeña o más antigua para poder finalmente salir al agua.

Todo depende de ti, pero realmente hay muchas opciones diferentes que facilitan que cualquiera pueda permitirse un barco. A fin de reducir algunos costes, incluso algunas personas optan incluso por almacenar su barco en casa y llevarlo en remolque al agua en lugar de pagar las tasas de almacenamiento del puerto. Si tienes un presupuesto limitado, también puedes buscar el mantenimiento por tu cuenta y otras formas de reducir la cantidad de dinero que destinas a esta inversión. Si estás dispuesto a hacer un poco de trabajo de investigación, puedes permitirte un barco.

Cómo permitirse tener un barco Son muchas las formas que hay de costearse una embarcación, es cuestión de buscar la que mejor se adapte a ti y a tu presupuesto. | Foto: Oysteryacht.com

Cada persona tiene una idea diferente de lo que significa para ella ser propietario de un barco. Sin embargo, no debe ser algo que sientas que no puedes alcanzar o que no "mereces" porque no eres rico. Hay muchas formas asequibles de disfrutar de la propiedad de un barco. Utiliza esta información para ayudarte a elaborar un plan que ayude a encaminarte a convertirte en propietario de una embarcación, ya sea del tipo de deporte acuático o de navegación que desee disfrutar.