¿Cómo pintar un barco?

Autor Celina Ranz
23/11/2021

¿Tienes idea de cómo pintar un barco? ¿Sabes qué tipo de pintura se usa para barcos? ¿Te interesa pintar el interior del barco? Ahora que es probable que tu embarcación  pase unos meses invernando es un buen momento para plantearse algunos pequeños retoques. En este artículo repasamos las claves sobre cómo pintar un barco según el material y las exigencias de cada parte de la embarcación.

cómo pintar un barco

Preparar un barco para pintar

Antes de coger la brocha, el rodillo, la pistola o la herramienta que te haga falta para pintar la embarcación es necesario realizar un tratamiento de la superficie. Muchos usuarios desestiman la relevancia de esta parte de cómo pintar un barco pero resulta del todo necesaria y fundamental.

¿Cuáles son las claves para preparar un barco para pintar?

  • Retirar todos los elementos extraíbles que puedan resultar molestos antes de la limpieza y el lijado.
  • Limpieza y desengrasado del área que se va a pintar, empleando para ello trapos absorbentes hasta dejarla seca.
  • Lijar la superficie a tratar y retirar todos los restos de pintura antigua. Lo habitual es usar una lijadora orbital. En el caso de tratar pintura antifouling, el lijado debe ser en húmedo.
  • Reparar posibles hendiduras o grietas empleando la masilla tipo epoxi. La superficie de pintado debe quedar lo más suave, lisa y uniforme posible.
  • Cubrir las zonas que no se quieren pintar. Se puede emplear cinta de carrocero para garantizar la máxima precisión en los pequeños detalles.

¿Cómo pintar la cubierta de barco?

cómo pintar un barco Las zonas pequeñas del barco suelen ser las más laboriosas, aunque tienen un nivel de dificultad bajo.

Techos, bañeras y cubiertas tienen una forma de pintado muy similar. Aunque se trata de áreas más pequeñas, hay que tener en cuenta que también son las más laboriosas porque normalmente no se puede emplear en ellas lijadoras de gran tamaño. También son áreas en las que hay más elementos que proteger. Tómate tu tiempo a la hora de dejar listos los límites de puertas y ventanas.

En las zonas que son lo suficientemente anchas, lo más cómodo es recurrir al uso del rodillo. Si en algún punto en particular tienes dificultades, cambia esta herramienta por una buena brocha. ¡Asegúrate de que no suelte pelos! Es la clave de que el acabado sea perfecto.

Más información sobre: Cómo darle el mejor acabado a la obra muerta: pintar, pulir o vinilo

¿Cómo pintar el interior del barco?

Para pintar el interior del barco se requiere de técnica y paciencia. Si bien es cierto que la parte exterior, sobre todo la que queda sumergida, es más exigente en cuanto a materiales y resultados, al pintar el interior del barco te enfrentas a un reto que no se presenta en otras zonas de la embarcación: todo lo que hagas va a quedar muy a la vista.

Utiliza herramientas pequeñas y de precisión, con el tamaño de brocha más adecuado para cada tipo de superficie. No retires la cinta de carrocero con la que hayas protegido muebles y marcos hasta que la pintura no se haya secado por completo. Procura completar todo el trabajo con una única capa para que el acabado presente un aspecto más atractivo y menos basto.

Si se trata de maderas lacadas que están muy dañadas o arañadas, puedes probar a oscurecerlas con una nueva capa de pintura para disimular esos desperfectos. Son los mismos procesos y materiales que puedes emplear si te estás preguntando cómo pintar los asientos de un barco.

¿Qué tipo de pintura se usa para barcos?

cómo pintar un barco Existen diferentes tipos de pinturas para pintar tu barco, descubre cuál es la que más encaja con tus necesidades. 

A la hora de pintar un barco hay que considerar qué tipos de pintura se pueden emplear. La pintura es el elemento fundamental del proceso e influye de forma decisiva en cómo se pinta un barco. Básicamente, se distinguen los siguientes tipos de pintura para barcos:

  • Sintéticas. Son las más económicas pero también las más limitadas en cuanto a duración. Aparte del precio, tienen la ventaja de que se secan rápido. Es una buena opción para interiores.
  • Epoxi. Pinturas con resinas especiales de alta resistencia. Se pueden emplear tanto en áreas sumergidas como en las que quedan expuestas.
  • Bituminosa. Es una especie de pintura muy oscura. Se fabrica a base de breas (materiales de origen orgánico y aceites) y se aplican en las zonas sumergidas.
  • Antifouling. Se aplican en los fondos de embarcaciones porque ayudan a la formación de una película protectora antiincrustante. Contiene productos activos que al contacto con el agua se van liberando para impedir que las conchas y las algas se adhieran al casco.
  • Poliuretanos. Son las pinturas más adecuadas para las partes del barco que se quedan a la intemperie. Gracias a su gran resistencia, contribuyen a que el color y la buena apariencia se mantengan durante más tiempo.
  • Pintura antideslizante. Se trata de una fina capa final que no interfiere en el color de la embarcación. Se emplea en las cubiertas para prevenir caídas durante el tránsito.
  • Barnices. Los hay de distintos acabados y composiciones diferentes. Son los que se emplean sobre todo en los barcos de madera. También existen barnices especiales en forma de aerosol para la protección de las hélices y las colas.

 Más información sobre: 

Pinturas antifouling para barcos

Cómo elegir el antifouling

¿Cómo pintar un barco de madera?

cómo pintar un barco La madera del barco se pinta con brocha y barniz, y requiere de bastante técnica durante la aplicación.

El mantenimiento de un barco de madera es más costoso que el de otro tipo de embarcaciones, ¡y en todos los sentidos! La inversión de tiempo y dinero es considerable, además de requerir de tratamientos más rutinarios si deseas mantener tu embarcación siempre a punto. La elegancia y distinción de estos barcos supone un coste extra.

¿Te preguntas cómo pintar un barco de madera para que el acabado sea perfecto? Aparte del lijado inicial de las superficies y una limpieza exhaustiva del polvo, conviene aplicar previamente un esmalte alquidálico que garantice una mayor adherencia de la capa final. La madera del barco se pinta con brocha y barniz, y requiere de bastante técnica durante la aplicación, pues es un tipo de superficie en el que las imperfecciones no pasan inadvertidas.

¿Cómo barnizar la madera del barco?

La madera de barco se barniza como cualquier otro tipo de madera, con la salvedad de que habrá que recurrir a productos específicos y que sean más duraderos: las condiciones a las que se exponen este tipo de maderas son especiales. No es de extrañar que, en función de la zona del barco y de las características del barniz empleado, sean necesarias hasta tres capas de producto.

Como ocurre con la mayoría de las maderas, esta normalmente se pinta con barnices y empleando una brocha de cerdas semirrígidas que faciliten un deslizamiento ligero. Hay que esperar a que la primera capa se seque del todo antes de aplicar una nueva y realizar el proceso en tres fases: aplicar el barniz en el sentido de la veta de la madera, trabajar con la brocha en ángulo de 90º para expandirlo y acabar siempre en el sentido de la veta para que quede bien liso.

Más información sobre: Cómo barnizar el barco

¿Cómo pintar un barco de fibra?

Quienes se enfrentan al reto de cómo pintar un barco de fibra disponen de muchos más tipos de herramientas para finalizar el proceso. No obstante, también requiere de la preparación previa con los pasos de limpieza y desengrasado, lijado y reparación de imperfecciones.

Cómo pintar un velero de fibra o cómo pintar un barco de fibra son dos procesos que no presentan grandes diferencias. Lo único que cambia es si vas a pintar el interior o el exterior de la embarcación. Ya hemos indicado cómo barnizar la madera de barco y cómo pintar el interior de un barco, de manera que solo nos falta ver el tratamiento exterior que requieren los barcos de fibra.

¿Cómo pintar el casco de un barco de fibra?

cómo pintar un barco Si dispones de un lugar en el que puedes resguardar tu barco, no dudes en usarlo también para hacerle todo el mantenimiento necesario.

Lo ideal es pintar siempre la embarcación un día seco y frío para tener un mayor control sobre el tiempo de secado y conseguir unos acabados más profesionales. A la hora de empezar con el proceso de pintado en sí es conveniente tener todas las herramientas a mano y una idea clara de cuál es el área a tratar y cuáles son sus exigencias.

En el caso de la pintura para un casco de fibra, normalmente se recurrirá al antifouling para la parte baja, la quilla y el timón. Los laterales se pintan una vez que se ha terminado con la parte baja. Lo más profesional y lo que ofrece resultados más atractivos es emplear una pistola a presión y algún tipo de pintura tipo epoxi. En cualquier caso, si el presupuesto no da para más, siempre puedes recurrir al sistema tradicional del rodillo.

La adherencia de la pintura es muy importante para su buena conservación y, lamentablemente, esto no se obtiene con una única aplicación. Según el tipo de embarcación y el uso que le des, lo más habitual es que necesite entre dos y tres capas para garantizar unos resultados óptimos.

Ahora que ya sabes cómo pintar un barco paso a paso, ¿tienes más claro qué quieres hacer con tu embarcación hasta el inicio de la próxima temporada? Aprovecha estos meses de parón para poner a punto tanto el interior como el exterior de tu embarcación. Con un poco de paciencia y las herramientas adecuadas podrás hacerlo tú mismo siguiendo los consejos de este artículo.