Cómo vender un barco de segunda mano

Autor Jordi Maseras
23/07/2019

En el mercado hay muchos barcos de segunda mano. Si quieres poner el tuyo a la venta, tienes que hacerlo destacar. Estos consejos te ayudarán a sacarle el mejor partido a tu embarcación.

  • A la hora de vender un barco de segunda mano, no solamente hay que mantener en buen estado lo que está a primera vista, sino que hay que cuidar hasta el mínimo detalle para evitar el regateo.
  • Para causar buena impresión a potenciales compradores, hay que hacer una buena limpieza a todo el barco, ordenar todos sus elementos y comprobar que todos los aparatos eléctricos funcionen bien.

vender barco segunda mano

Decidir el precio del barco

Hemos decidido vender nuestro barco, ya sea porque queremos otro de mayor eslora, otro con distintas prestaciones o simplemente porque hemos decidido dejar de ser armadores. Sea como fuere, son varios los aspectos que debes tener en cuenta a la hora de poner tu barco a la venta. Lo primero que debes decidir en este proceso es el precio de venta de tu barco. Para escoger el mejor precio, podemos consultar los principales portales como, por ejemplo, CosasDeBarcos que nos ayudará a hacernos una idea aproximada de nuestro barco buscando embarcaciones similares por marca, modelo, año de construcción, equipamiento y horas del motor. Otra posibilidad, muy aconsejable, es vender un barco con la ayuda de un bróker. Acudir a un bróker de la zona puede ser muy buena opción ya que, debido a su experiencia, nos podrá asesorar y ayudar a encontrar el mejor precio para una venta satisfactoria.

vender un barco - interior Muchos futuros armadores dan más importancia al aspecto interno que externo. Foto: Jordi Maseras.

Es posible que nos llevemos una decepción cuando conozcamos el precio estimado, porque siempre hemos creído que nuestro barco se valoraba mucho más, pero la realidad es que lo que manda es la cotización del mercado que se rige por la inexorable ley de la oferta y la demanda. Si nos empeñamos en poner un precio superior a la parte alta de la horquilla de cotización, nos vamos a desesperar viendo cómo pasan las semanas y los meses sin tener ni tan siquiera una llamada de interés. Además, esto supondría un aumento de los gastos de mantenimiento y, por lo tanto, un menor beneficio a la hora de la cerrar la venta de un barco.

vender un barco - obra viva Asegúrate que la obra viva esté en buen estado. Foto: Jordi Maseras.

Causar una buena impresión

Lo más seguro es que el futuro comprador haya visto muchos barcos y, solo poner los pies a bordo del nuestro, ya estará haciendo comparaciones mentales. Por este motivo, no solamente tenemos que mantener en buen estado el interior de nuestro barco y la zona exterior que sobresale del agua, es decir, lo que se ve a primera vista. Tenemos que extremar el cuidado en el aspecto general de toda la obra viva. Además, no hay que olvidar que existe un período de garantía después de la venta.

vender un barco - cofres Una limpieza a fondo de cofres y tambuchos es imprescindible para causar una buena impresión visual. Foto: Jordi Maseras.

Como se trata de vender un barco de segunda mano, lo más recomendable es darle un verdadero repaso a la embarcación y, como la primera impresión es crucial de cara al futuro comprador, lo primero que tenemos que hacer es una buena limpieza de cubierta e interiores sin olvidarnos de cofres, tambuchos, colchonetas, tapicerías, bimini, capota y, sobre todo, no olvidarnos de las sentinas. Que las sentinas estén secas y limpias, sin trazas de aceite o combustible es un buen síntoma de la salud de nuestro barco. Otro factor importante a tener en cuenta será la eliminación de olores de moho y del agua de mar descompuesta y estancada en las tazas de los inodoros. Si no tenemos tiempo o ganas de realizar estas tareas, contratar personal especializado en la limpieza de barcos será una buena inversión.

vender un barco - cofres El orden en todos los rincones es síntoma que el armador ha sido cuidadoso. Foto: Jordi Maseras.

Ser cuidadosos con los detalles

Paralelamente nos ocuparemos de la obra viva, si no hemos varado el barco desde la temporada pasada, será conveniente pasar por el varadero para pintar bajos y, de paso, repasar todos los elementos que el futuro comprador querrá inspeccionar y encontrar en buen estado como son hélices, colas, ejes, arbotantes, palas de timón, unión orza cubierta, etc. según sea nuestro barco. Debemos prestar atención a la estanqueidad en todos sus aspectos: pasacascos, transductores, regala, candeleros, portillos, escotillas, etc. El material de seguridad debe ser el preceptivo de la zona de navegación declarada. Seguiremos con el motor, ni que decir tiene que es otra parte vital que tiene que estar lo más presentable posible.

Más información sobre: Pinturas antifouling para barcos.

vender un barco - sentinas Aunque no podamos esconder su edad, las sentinas y todos los elementos que pasan por ellas tienen que presentar un buen aspecto. Foto: Jordi Maseras.

Comprobar el funcionamiento del circuito eléctrico

No nos olvidaremos del pozo de anclas con su fondeo y molinete. Las baterías, todo el circuito eléctrico con sus conexiones y las instalaciones electrónicas tienen que estar en perfecto orden de marcha. Si algún aparato electrónico no funciona y ya no tiene reparación por ser un modelo obsoleto, será mejor eliminarlo y dejar el hueco para que el futuro armador instale el instrumento de su preferencia. También repasaremos el circuito hídrico, las bombas de presión y de achique así como las abrazaderas, codos y conexiones tienen que tener un aspecto visual impecable. Podemos dejar para el final un repaso a la carpintería y los elementos decorativos y estéticos, bisagras, empuñaduras de puertas, cierres de armarios, etc. Si el menaje de cocina no presenta un buen aspecto será mejor retirarlo: una cacerola abollada, una cubertería oxidada o una vajilla desconchada siempre causan mala impresión mientras que su ausencia puede pasar desapercibida.

Si el barco que vamos a vender es de vela, habrá que añadir un repaso exhaustivo a las diferentes partes del velero, tales como las velas, jarcia, cadenotes, winches y cabuyería en general.

Que todo funcione y esté en buen estado nos ayudará a defender mejor nuestro precio, no olvidemos que en toda compra de segunda mano siempre existirá el regateo y las rebajas y los puntos negativos ayudan al comprador a presionar para negociar a la baja.

vender un barco - instalación eléctrica La instalación eléctrica no debe presentar trazas de óxido ni cables pelados. Foto: Jordi Maseras.

Preparar la documentación

Causará buena impresión será síntoma de que hemos sido cuidadosos con la embarcación, si disponemos de una carpeta con toda la documentación en regla y todas las facturas ordenadas de las reparaciones, del mantenimiento del barco e instalaciones que hayamos realizado a lo largo del tiempo. Para ello, es esencial haber tenido presente previamente la documentación e impuestos en la venta de un barco que hay que tener en regla siempre a bordo.