Comprar el primer barco

Autor Maria José Lemos
27/06/2019

Si has decidido comprar tu primer barco, lo normal es que ya tengas alguna experiencia de navegación o, por lo menos, la suficiente como para saber si prefieres un barco a motor o a vela y si es una afición a la que vas a dedicar mucho tiempo o no.

comprar el primer barco Si estás buscando tu primer barco, debes informarte sobre la mejor forma de plantear su compra.

Como en casi todas las decisiones importantes de nuestra vida adulta y aunque muchas veces planificarlo todo hasta el último detalle no garantiza el éxito, es importante dedicar algún tiempo a informarte sobre la mejor forma de plantear la compra de tu primer barco para que puedas salir a navegar lo más rápido posible y con total seguridad. 

Conocimiento y experiencia

El barco que elijas debe estar acorde con tus conocimientos y experiencia de navegación, aunque obviamente las dos cosas se van ganando poco a poco. Hay personas que nunca han tenido barco, pero tienen más experiencia y conocimientos que muchos armadores veteranos. Esto suele ocurrir porque han navegado mucho con familiares o amigos, porque suelen participar en regatas, porque les gusta pescar a bordo o porque llevan toda la vida alquilando barcos para sus vacaciones. Si este es tu caso, perfecto. Sin embargo, si no tienes ni mucho conocimiento ni mucha experiencia, aprovecha para hablar con tus amigos sobre sus experiencias, recordar conceptos y buenas prácticas y, si necesitas una titulación, empezar tu curso para poder salir con el barco nada más tramitar la compra.

El presupuesto

El primer paso importante es, sin duda, saber cuánto puedes gastar en tu nuevo barco. El precio es obviamente el punto de partida de todo el proceso, pero los gastos de mantenimiento, invernaje, el seguro, el amarre y el combustible, representan unos costes periódicos considerables. Todos estos gastos te van a dar pistas de cómo acotar tu presupuesto y de cuánto podrás gastar en tu barco, incluso suelen determinar si es mejor optar por un barco nuevo o uno de segunda mano. 

Aunque no existe una fórmula exacta para calcular el gasto anual de un barco, muchos navegantes experimentados suelen decir que representan un 10% del valor del barco, pero no está demás que en esta fase inicial hagas tu propios cálculos en base a tus finanzas.

El coste del amarre depende del puerto que elijas y de la eslora del barco. Las diferencias entre puertos pueden ser muy grandes, así que merece la pena pesquisar un poco y encontrar buenas soluciones al mismo tiempo que buscas tu barco. Comprar un barco y no tener donde amarrarlo o guardarlo te va a empujar para una solución de emergencia, que seguramente te saldrá más cara. Si piensas hacer tus vacaciones y muchos de tus fines de semana a bordo del barco, tenlo en cuenta si crees que con tu barco nuevo vas a ahorrar en viajes y hoteles.

Más información sobre: Cuánto cuesta mantener un barco.

¿Qué quieres hacer con tu barco?

Tu plan de navegación es fundamental para decidir qué barco debes elegir. Pescar, hacer cruceros largos de puerto en puerto, pasar el día al sol, practicar deportes náuticos, participar en regatas, cruzar el océano, cada barco está pensado para un tipo distinto de uso. Si no quieres limitarte demasiado, también puedes optar por barcos más versátiles que te permitan, por ejemplo, pescar y pasar el fin de semana en familia o participar en regatas y hacer cruceros con tu pareja y amigos. Piensa también en cuanto tiempo vas a pasar en barco y dónde vas a navegar, si todo el año o solo en los meses de verano, si en el Mediterráneo o en el Cantábrico. Cuanto más sepas definir tu plan de navegación, mejor sabrás elegir el barco que te conviene.

barco de pesca El mejor tipo de barco para ti depende de tu plan de navegación. Por ejemplo, si lo que quieres es pescar, un barco de pesca es la mejor opción.

Más información sobre:

Cómo elegir un barco a motor

Cómo elegir un velero 

Barco nuevo o de segunda mano

En algún momento deberás considerar si prefieres un barco nuevo o uno de segunda mano. Tu presupuesto y el tipo de navegación que vas a realizar seguramente te harán decantar por un tipo u otro. Consultar un bróker que conozca bien el mercado y entienda tus necesidades también puede ser de gran ayuda. Mucha gente prefiere comprar un barco de segunda mano un poco más grande y de una marca más prestigiosa que uno nuevo pero más pequeño. En cualquiera de los casos, lo importante es que el barco esté listo para navegar o que la entrega no tarde demasiado ya que seguramente querrás disfrutar de él cuanto antes. Los grandes proyectos de refit son para los que tienen mucho tiempo para dedicarle a poner un barco a punto.

Más información sobre:

Comprar un barco nuevo

Comprar un barco de segunda mano

Buscar el barco

Después de calcular tu presupuesto, decidir el tipo de barco que mejor se ajusta a tu plan de navegación y tener una idea de dónde lo vas a guardar/amarrar, llega el momento de empezar la búsqueda de tu primer barco.

Lo más común hoy en día es empezar a mirar por Internet, donde podrás encontrar miles de opciones. En CosasDeBarcos tienes un buscador que te permitirá encontrar un barco que cumpla tus requisitos de forma muy sencilla y rápida, ya que puedes filtrar tus búsquedas por eslora, precio, región, ciudad, año de construcción, etc. En el anuncio, podrás ver también si se trata de un vendedor privado o de un profesional.

Afina tus búsquedas para obtener lo que realmente buscas y evitar seleccionar barcos que no cumplen tus requisitos o que te hagan perder el tiempo. Es normal encontrar barcos del mismo año y del mismo modelo con precios muy distintos que pueden reflejar su estado. Más barato no significa peor y más caro no significa mejor. Utiliza tu sentido común y consulta todos los detalles reportados en la ficha del barco. Después, contacta los vendedores y prepara tus preguntas de antemano. Una charla por teléfono, por ejemplo, te ayudará validar o descartar opciones. Poco a poco, te irás haciendo un experto en obtener la información que necesitas para crear tu lista de barcos favoritos que irás a visitar.

portal compra y venta de barcos Hoy en día la búsqueda de barcos más habitual es vía internet en portales de compra y venta de barcos.

Ferias y salones náuticos

En España tenemos una gran cantidad de ferias y salones náuticos a lo largo del año donde podrás ver y probar los barcos que te interesan. Para muchos es aquí donde empieza el sueño de comprar un barco y donde se vuelve realidad. Astilleros, distribuidores y brókeres acuden a estos certámenes con sus mejores ofertas tanto en barcos nuevos, como de segunda mano y se trata de una ocasión única para comparar marcas, calidad de construcción, coleccionar folletos y obtener respuestas a tus preguntas. También es una buena forma de entusiasmar a toda la familia. Eso sí, es bueno contactar previamente y suficiente antelación con los distribuidores para poder programar una visita, ya que así tendrás toda su atención.

Más información sobre: Comprar un barco en un salón náutico.

Visitar el barco

Las visitas a los barcos que has elegido te servirán para recoger aún más información. En este momento, es bueno preparar una carpeta para cada barco con los detalles del anuncio o del folleto y anotar todo lo importante para tomar la decisión final. Es muy fácil confundir los detalles, sobre todo cuando no eres un navegante experimentado. No está de más ir a las visitas con alguien que tenga bastante experiencia, ya que te puede ayudar a obtener información relevante y fijarse en los detalles mientras tu vas charlando con el propietario. 

El interior del barco te dará muchas pistas sobre la calidad del barco y su cuidado: maderas, tapicerías, instalación eléctrica, tanques, sentina, cocina, baños y demás compartimientos, el motor o aparejo/jarcia. Es importante que te sientas bien a bordo, pero intenta ser lo más objetivo posible. Recuerda que hay algunos aspectos estéticos que son fáciles de cambiar, pero los problemas estructurales son de difícil solución. Si ni tu ni tu familia vais a cocinar la mayor parte del tiempo, quizás no necesites esa barbacoa que ahora te parece tan espectacular. 

Es normal que algunos de los barcos que visites no cumplan con tus expectativas. Si alguno las cumple, el siguiente paso sería inspeccionar el casco y sus componentes. Si sacas el barco del agua, el coste corre a tu cargo, aunque puedes negociar un descuento en el precio de compra. Si no hay daños estructurales obvios, y esta conclusión es mejor que la saque un experto, anota los problemas que has detectado tanto en el exterior, como en el interior para hacer un cálculo de las reparaciones necesarias y negociar un precio mejor o condiciones más ventajosas para ti.

Inspección

Si el barco elegido representa una inversión importante, es muy aconsejable contratar una inspección pre-compra para conocer a fondo el barco que vas a comprar y evitar sorpresas desagradables. Esta inspección a flote y a seco te dará una opinión profesional independiente sobre el estado, integridad y durabilidad del casco, de la superestructura y de los equipos. Procura que el perito realice todas las comprobaciones que vas a necesitar (seguro, financiación) y que te ayude a entender su informe. Es un paso importante para una negociación más efectiva. 

Más información sobre: Peritaje e inspección pre-compra de barcos.

Prueba de navegación

 Si no lo has hecho aún, antes de cerrar la venta es fundamental probar el barco en distintas condiciones de mar. La prueba de navegación se suele hacer con el armador (y/o bróker) y, si no eres un experto, lo mejor es que te acompañe alguien de confianza que pueda ayudarte a detectar problemas, si los hay. Verificar el interior del barco en navegación, abrir y cerrar puertas, armarios, cajones, etc. te puede dar pistas sobre la estabilidad, comodidad y estructura del barco.

Prueba de navegación La prueba de navegación es necesaria hacerla antes de formalizar la compra para asegurarse de que el barco cumple tus expectativas.

Contrato y cierre de la compra

Si en los pasos anteriores todo ha ido bien, es el momento de hacer una oferta que después de negociarla dará lugar al contrato de compraventa. El contrato es obligatorio, pero no tiene que ser un documento complicado. ANEN (Asociación Nacional de Empresas Náuticas) familia este documento que puedes usar como modelo. Deberás crear un listado de los equipos del barco y su estado y adjuntarlo al contrato. Si tienes el informe del perito,  este inventario se vuelve un poco más fácil.

Es común acordar una señal que pagarás en el momento de la firma del contrato. La venta efectiva dependerá de una prueba de navegación satisfactoria.

Después de todos estos pasos, estás muy cerca de salir a navegar con tu primer barco. No olvides pasar por la oficina de la tesorería de Hacienda y por la Capitanía para tramitar toda la documentación necesaria para hacer el cambio de propiedad. 

Más información sobre: Documentación e impuestos en la compra de un barco.