Cómo dejar a punto el motor antes de vender tu barco

Autor Equipo de Cosasdebarcos.com
05/08/2022

Si tienes pensado vender tu barco, es posible que se te haga un poco cuesta arriba seguir ocupándote de su mantenimiento. Sin embargo, un mantenimiento deficiente puede disuadir a los compradores, retrasar la venta e influir negativamente en el precio final. Uno de los aspectos más importantes a la hora de comprar un barco es el estado del motor. Siguiendo estos diez consejos, podrás asegurarte de que el motor de tu barco esté en perfectas condiciones, ya sea fueraborda, intraborda a gas, diésel o mixto (páginas en inglés), y lograrás vender tu barco más rápido y a un mejor precio.

Por qué los motores son tan importantes a la hora de vender un barco

Tienes un millón de cosas que hacer y lo único que quieres es vender tu barco de una vez. Puede que te tiente la idea de pasar por alto la suciedad, los fallos y los problemas de mantenimiento y confiar en que los posibles compradores acepten el estado del barco sin más miramientos, pero eso puede ralentizar la venta y reducir el precio final. El estado del barco será clave durante la inspección y prueba de navegación para persuadir a los posibles compradores del valor de la embarcación, así como de tu fiabilidad como vendedor en un futuro.

Primer plano del motor de un barco en buen estado

El motor es el corazón del barco

El estado del gelcoat, la parte inferior y la zona de asientos y descanso son importantes en un barco, pero los compradores más avispados probablemente presten mayor atención al estado del motor. La forma en que lo hayas tratado dará mucha información de cómo has cuidado el barco. Así que, a menos que el mantenimiento del motor haya corrido a cargo de profesionales y lo hayas tratado con mimo, habrá llegado el momento de hacer unos cuantos arreglos para impresionar a los posibles compradores. Por suerte, tomar estas medidas básicas para mejorar el estado del motor no cuesta tanto como crees. Solo tienes que seguir estos diez pasos:

  1. Cambia el aceite y el filtro del motor. El aceite que compres debe ser de color dorado, ni marrón ni negro.
  2. Asegúrate de que las correas estén en buen estado, que no tengan grietas ni polvo y que estén bien tensadas. Cámbialas si fuera necesario.
  3. Instala ánodos galvánicos de zinc en el motor y el chasis.
  4. Cambia el filtro del aire si está obstruido o descolorido.
  5. Cambia los filtros de combustible.
  6. Limpia el sistema de refrigeración y cambia los rotores si fuera necesario.
  7. Busca y repara fugas.
  8. Repasa la parte mecánica del motor a conciencia con un limpiador específico, trapos y bastoncillos de algodón.
  9. Elimina los restos de óxido y repara la pintura cuarteada o pelada.
  10. Limpia bien la cubeta y la sentina del motor y sécalos.

Aunque cueste creerlo, en la mayoría de los casos solo se tarda un par de horas en completar todo estos pasos y el coste de mantenimiento se recupera con creces al realizar la venta. Cuando los posibles compradores pongan un pie en cubierta, tendrás la seguridad de estar ofreciendo una embarcación en buen estado, sobre todo si has llevado a cabo un buen mantenimiento general a lo largo del tiempo. Ya solo quedará elegir el momento adecuado para publicar el anuncio (página en inglés), y usar imágenes de calidad de tu barco para aumentar la probabilidad de venderlo. Con estos consejos, vender tu barco será pan comido.

Imagen: www.boattrader.com