Cuánto cuesta mantener un barco

Autor Maria José Lemos
22/02/2019

¿Cuánto me va a costar mantener mi barco? Es una cuestión que no todos nos planteamos antes de comprar una embarcación y que, sin embargo, es fundamental para poder presupuestar la compra y no tener sorpresas desagradables después.

  • No existe una fórmula exacta para calcular el gasto anual de tener un barco. Los costes dependen de muchos factores como el tipo del barco, la eslora, el uso que haces del barco. En cualquier caso, tienes que ser consciente de los costes periódicos que vas a tener para poder disfrutar de tu barco.
  • Es muy importante también saber qué tiempo vas a dedicar tu mismo a las tareas de mantenimiento de tu barco. Muchas veces las averías dependen de la atención que le dediques al barco, así que hay que tenerlo en cuenta para minimizar reparaciones más caras.

Financiar compra barco

 

Cómo calcular el gasto anual de un barco

No existe una fórmula exacta para calcular el gasto anual de tener un barco. Solo las personas con mucha experiencia podrán estimar estos costes sin dedicarle mucho tiempo y esfuerzo, pero aun así conocerán los costes relativos a su propio barco, no de todos los demás. Cada barco es único y preguntar a alguien más experto que tu no siempre es la solución. Muchos dicen que los costes anuales rondan el 10% del valor del barco. Es posible que un 5% o 6% sea un valor más realista pero depende mucho del barco, de dónde y cómo navegas y de cómo repartes los costes plurianuales a lo largo de la vida del barco.

Si estás comprando tu primer barco y quieres conocer con exactitud cuánto te puede costar anualmente, es mucho mejor que hagas tus cuentas de acuerdo con el tipo de barco que vas a elegir, tu programa de navegación y el sitio donde vives. De este modo, podrás tener una idea de lo que te puedes permitir.

Sin embargo, no te agobies con los cálculos ni te desanimes si al sumarlo todo te parece demasiado. Hay muchas formas de ahorrar o también puede que llegues a la conclusión que es mejor optar por una embarcación un poco más pequeña o con menos extras. El placer de tener un barco y disfrutarlo es lo que más importa y cuando estés navegando no tendrás que pensar en tu hoja de cálculo.

Los costes de tener un barco

· Seguro

· Amarre

· Mantenimiento del barco, sus equipos y motor

· Combustible

· Costes de desplazamiento

· Invernaje y varadero

· Inspección Técnica de Barcos

· Extras e imprevistos

El seguro del barco

Para determinar cuánto te va a costar el seguro de tu barco habla con un agente de seguros especializado en el mercado náutico. Es muy probable que lo primero que te va a plantear es si prefieres un seguro obligatorio (seguro de responsabilidad civil) o uno voluntario (con más coberturas además de las obligatorias). El seguro obligatorio, independientemente de la aseguradora que elijas, tiene las mismas coberturas ya que son las que define la ley.

Coberturas del seguro obligatorio de embarcaciones:

  •      Muerte o lesiones corporales de terceras personas.
  •      Daños materiales a terceros.
  •      Pérdidas económicas que sean consecuencia directa de los daños descritos arriba.
  •      Daños a buques por colisión o sin contacto (en caso de ser remolcado).
  •      Costas judiciales y extrajudiciales inherentes a la defensa del asegurado.

Si solo deseas contratar un seguro obligatorio, sin ningún extra, asegúrate de que la póliza incluya sólo lo esencial. Hay veces que las aseguradoras añaden por defecto coberturas que el asegurado no desea ni conoce pero que se reflejan en la prima.

Si prefieres ir más allá del seguro obligatorio, y en la mayoría de los casos es bastante aconsejable, infórmate sobre las coberturas que crees más adecuadas al tipo de navegación que vas a hacer. El seguro voluntario suele incluir por lo menos estos extras: daños propios, daños a los ocupantes, asistencia en navegación, asistencia en viaje, reclamación de daños a terceros y defensa jurídica.

Si tu barco es un velero y vas a participar en regatas deberás presupuestar un seguro específico que incluya las coberturas necesarias para esta práctica.

¿De qué factores depende el seguro de tu barco? Desde luego los más relevantes son la eslora y la potencia, ya que se supone que cuanto más grande y potente sea la embarcación más daños puede causar. El coste anual del seguro reflejará las coberturas que has elegido y cuanto más completo, más caro será.

Puedes obtener más información sobre el seguro de tu barco aquí: Contratar el seguro del barco

Seguro del barco Varada
A la hora de contratar el seguro para nuestro barco, podemos optar por un seguro obligatorio o uno voluntario. Foto: Pantaenius.

El coste del amarre

Para determinar el coste anual del amarre debes decidir dónde vas a tener tu barco. Esto depende de la zona donde vives y del uso que quieras dar a tu barco. Optar por un amarre más lejano (y más barato) puede influir en la forma y frecuencia con que vas a disfrutar de tu embarcación y tampoco supondrá mucho ahorro ya que tendrás que desplazarte más lejos. Si vas a acceder al barco con niños pequeños o adultos con movilidad reducida también debes tenerlo en cuenta, dado que hay puertos deportivos que se adaptaran mejor o peor a tus exigencias.

Consulta los precios de los puertos que te vienen mejor, las promociones que puedan tener y mira también la posibilidad de alquilar (o comprar) a un particular. Asegúrate que los precios tengan el IVA e incluye los consumos de agua y electricidad. Visita los puertos y los amarres disponibles para tener una idea de si son efectivamente lo que buscas para que tu presupuesto no se vea afectado.

Si estás buscando un barco relativamente pequeño y quieres ahorrarte el amarre, puedes optar por un barco remolcable que podrás guardar en un garaje y transportar allá donde quieras navegar.

Mantenimiento del barco, de sus equipos y del motor

El mantenimiento es el aspecto que puede suponer la mayor porción de tus gastos anuales.

Dependiendo del estado del barco que vas a comprar, si es de segunda mano o nuevo, y de su eslora, te costará más o menos cubrir sus necesidades de mantenimiento.

Para hacerte una idea de lo que debes presupuestar hemos preparado este listado:

  • Revisión periódica del motor, puesta a punto y cambio de aceite y filtros (anual)
  • Sustitución de ánodos de sacrificio (anual)
  • Revisión balsa salvavidas (cada 2 años), chalecos y demás equipos de seguridad
  • Revisión de la electrónica (cada 10 años, o la mitad si quieres mantenerte al día o participas en regatas)
  • Limpieza del casco, antifouling (gasto anual, dependiendo de la zona de navegación)
  • Suscripción a las aplicaciones de navegación
  • Mantenimiento del interior del barco
  • Sustitución de las baterías (cada 3 – 5 años)
  • Revisión de las bombas de achique y del inodoro (cada 2 años) 
  • Revisión del deshumidificador o del aire acondicionado
  • Sustitución de bimini, defensas, tapicerías (cada 7 – 9 años9
  • Compra de productos de limpieza, pulimiento, resina epoxy, cera, barniz
  • Sustitución de las velas (cada 10 años o cada 5 si vas a regatear)
  • Sustitución de la jarcia (cada 10 años o cada 5 si vas a regatear)
  • Sustitución de los cabos de amarre y escotas (5 – 10 años)
  • Para los gastos plurianuales puedes incluir una parte en tu presupuesto anual.

Otra pregunta importante que debes plantearte es: ¿qué tiempo vas a dedicar tu mismo a las tareas de mantenimiento de tu barco? No basta con que se te dé bien el bricolaje y que sepas hacer algunos de los arreglos y reparaciones más comunes en un barco. Es importante saber si eres capaz de hacerlo y si vas a tener tiempo cuando es necesario.

Por último, y no menos importante, hay que decir que muchas veces las averías dependen de la atención que le dediques al barco y de cuánto y cómo navegues, así que tenlo en cuenta y aprende a conocer y a cuidar de tu barco para minimizar reparaciones más caras.

Más información sobre: Mantenimiento del barco

Combustible y otros gastos

Si eliges un barco a motor, el gasto en combustible es de los que van a tener más peso en el presupuesto. Consulta los patrones que conozcas, el stand de ventas o el vendedor del barco, si es un particular, para que te den una idea del consumo del barco y del motor que estás mirando. Una buena forma de estimar el coste del combustible es determinar el consumo por hora del motor (litros por hora) en velocidad de crucero, la cantidad de horas que piensas navegar por salida y cuantas salidas vas a hacer por mes.

Si vas a cocinar bastante a bordo y usas el barco todo el año, incluso cuando hace frío, hay que pensar en el coste del gas para la cocina y de la calefacción. Si el barco que vas a comprar es un velero, también debes calcular estos aspectos.

Prueba-Jeanneau-Merry-Fisher-795-motor
El gasto en combustible es de los que van a tener más peso en el presupuesto. Foto: Diego Yriarte.

Costes de desplazamiento

Aquí vamos a incluir los costes de acceder a tu barco además de los costes de atracar en otros puertos. Estima la distancia que vas a recurrir cada vez que salgas a navegar y el gasto en combustible de tu coche, además de peajes y aparcamiento, si es el caso. Si sales regularmente a hacer cruceros de fin de semana y atracas en otras marinas por la noche, tienes que añadir el gasto de esos amarres.

Coste del invernaje y del varadero

Si no vas a usar tu barco durante los meses más fríos, también tienes que presupuestar los costes de sacar el barco del agua en invierno y la estancia en el varadero. Este tipo de coste es fácil de calcular ya que podrás consultar las empresas que operan en los puertos que te interesan para informarte de los precios que tienen. Las empresas suelen ofrecer distintos tipos de paquetes que incluyen los servicios básicos de izar y botar el barco, pero también varada, limpieza de casco, aplicación de patente y un largo etc. El precio para cada uno de los paquetes dependerá una vez más de la eslora del barco.

Coste de Inspección Técnica de Barcos (ITB)

En este apartado incluimos los reconocimientos e inspecciones a que deben someterse las embarcaciones de recreo, cuyo resultado favorable permite la expedición o renovación del Certificado de Navegabilidad y del Certificado de Inscripción.

Lo tendremos en cuenta si el barco que vamos a comprar tiene más de 6 metros. En este caso, el período entre inspecciones obligatorias es de cinco años, pero la mayoría de las embarcaciones tiene que someterse a un reconocimiento intermedio entre el segundo y el tercer año siguientes al reconocimiento inicial o periódico. El coste dependerá de la eslora del barco. Muchos proveedores aplican precios fijos que podrás consultar en sus webs, sin embargo, es mejor hacer una consulta directa para saber también cuánto te va a costar el izado.

Extras e imprevistos

Es bueno incluir también un importe que cubra pequeños arreglos o necesidades que pueden surgir, como la compra de algún equipo como puede ser un deshumidificador, una olla a presión, un toldo extra, una funda, unos cojines, etc..

Pagar una cuota mensual fija por tu barco

Si quieres un control casi total sobre lo que vas a gastar cada mes o cada año en tu barco y limitar las sorpresas puedes optar por un contrato de renting náutico. En este caso alquilas el barco que deseas por un plazo determinado (la propiedad del barco es de la empresa de renting). El contrato puede incluir algunos de los gastos que describimos antes, o incluso todos. De esta forma pagas un alquiler mensual fijo que corresponde al coste del barco y de tenerlo.

Otra opción es el leasing náutico en la que pagas una cuota mensual, pero tienes la opción de compra al final del contrato.