Proteger el barco del mal tiempo

Autor Lidia Naranjo Martínez
07/01/2021

¿Has protegido tu barco ante la Borrasca Filomena? Si todavía no lo has hecho, es el momento. El temporal Filomena, con su frío y nieve azotando toda España, ha dejado muy claro que ha llegado el mal tiempo y que debemos protegernos a nosotros mismos, así como a nuestros barcos. 

proteger el barco del mal tiempo En invierno asegúrate de dejar tu barco bien protegido ante posibles temporales. Foto: Noticel.

Para un buen armador, un poco de mal tiempo no es excusa para dejar de navegar ni preocuparse. Sin embargo, otra cosa muy distinta es que una tormenta de gran magnitud atraviese la costa. Entonces sí deberíamos comenzar a preocuparnos. Por muy experimentados que podamos ser, es inevitable pensar en el estado de nuestro barco cuando se presentan lluvias intensas, mares revueltos o fuertes vientos, ya que pueden causarle grandes desperfectos si no nos anticipamos y tomamos ciertas medidas.

Estar informado

Hoy en día, con la cantidad de canales de comunicación que tenemos al alcance (televisión, radio, medios de comunicación digitales, redes sociales, aplicaciones metereológicas, etc.) podemos estar informados rápidamente del estado del tiempo y del mar. Por lo tanto, una de las principales medidas a tomar es estar constantemente conectado a ellas para estar informado al instante y poder actuar con rapidez y de la forma más eficaz posible en el caso de que la situación lo requiera.

Invernar el barco

Si solamente navegas en verano y en invierno te descuidas de tu embarcación, la mejor opción es invernar el barco. Aunque tengas claro que no vas a volver a navegar hasta el próximo verano, no es recomendable que te olvides completamente de tu barco ya que, haya mal temporal o no, puede sufrir desperfectos si lo tienes olvidado tanto tiempo y más en esta época del año. Invernar un barco es sinónimo de proteger la inversión que se ha empleado en él. Si no lo haces, cuando llegue la nueva temporada, volver a navegar te puede salir bastante caro. Puedes invernar el barco remolcándolo tú mismo, o bien, contratar los servicios profesionales de una empresa de transporte de barcos.

proteger el barco del mal tiempo_invernar el barco Si tienes claro que no vas a usar tu embarcación hasta el próximo verano, una buena opción es invernar el barco. Foto: Náutica Palamós.

Remolcar el barco

En el caso de un temporal muy fuerte, la opción más segura para proteger el barco es haberlo alejado lo máximo posible del agua o del peligro. Si se trata de una embarcación no muy grande, puedes remolcarla tú mismo con un remolque. Pero antes de hacerlo debes realizar previamente una serie de comprobaciones para asegurarte de que el transporte también será seguro para ella. Comienza por comprobar con tiempo previo que el remolque esté en buenas condiciones para poder ser usado de inmediato si es necesario: chequea los neumáticos (incluido el de repuesto), los cojinetes de las ruedas, el enganche del remolque y las luces.

Si cuentas con el espacio suficiente en un garaje, coloca allí tu barco y tu remolque. Estando en un lugar cerrado es muy poco probable que sufran ningún daño. Pero, de lo contrario, si no dispones de ningún lugar cubierto y tu única opción es dejarlo en un lugar seguro, pero al aire libre, asegúrate de que no haya cerca árboles u otros objetos grandes que puedan ser arrastrados o derribados por el viento. 

Además, una buena técnica para asegurar todavía más un barco remolcado es aumentar su peso añadiéndole por ejemplo, agua fresca en garrafas, y dejándolo sin el drenaje (los barcos con motor intraborda deben ser drenados para evitar daños en el motor). También puedes colocar bloques de madera entre el bastidor del remolque y los resortes para un soporte adicional con el peso añadido. Otra muy buena opción es atar la embarcación con el remolque en algo muy estable.

proteger el barco del mal temporal_remolcar barco Antes de remolcar tu embarcación para invernarla, hay que confirmar que el transporte sea seguro.

Transportar el barco con ayuda de profesionales

Si tu intención es mover el barco, ya sea a una zona cubierta o abierta, pero no te ves capaz de transportarlo tú solo por sus dimensiones o por el motivo que sea, también puedes optar por un servicio profesional de una empresa de transporte de barcos donde se harán cargo desde el momento de sacarlo del agua, durante todo el viaje y hasta llegar al destino. De esta manera, puedes quedarte con la tranquilidad de saber que la embarcación no sufrirá ningún daño ya que, además de estar protegiéndola de las malas previsiones, también estará segura y en buenas manos durante el transporte.

Proteger el barco en el amarre

Los muelles y amarres estrechos y fijos pueden causar daños graves en la embarcación. Si solamente navegas en verano, pero no dispones de ningún otro lugar donde dejarlo durante el invierno a parte de en su propio amarre, calcula este riesgo antes de la tormenta y evalúa si está suficientemente protegido. Lo ideal es que esté amarrado en un muelle que tenga pilares resistentes y que esté suficientemente refugiado del agua abierta y de la oleada de las posibles tormentas y mal temporal. Dobla todas las líneas de amarre, pero proporciona suficiente holgura para que tu barco pueda subir con las mareas más altas. Puedes usar varias anclas en los diferentes extremos del barco. Tanto fuera como dentro del barco, también es recomendable que saques todo lo que no esté fijo en el barco, para que el viento no se lleve nada o lo haga volcar. 

Además, cubre todo el exterior del barco con protectores de rozamiento (doble manguera de jardín de neopreno cortada a lo largo del costado) y pon guardabarros adicionales en los puntos donde crees que la tormenta pueda causar más daños (cuantos más, mejor).

Otra opción muy recomendable es cubrir la embarcación con una buena lona para barcos para evitar la acumulación y entrada de agua en bañera, tambuchos e interiores, así como otros daños. De este modo, se ensuciará mucho menos la cubierta y todas las canalizaciones. Sobre todo es muy importante cubrir el barco si es de madera porque el agua dulce en la sentina genera las condiciones idóneas para la aparición de hongos que pueden destruirla por completo. No obstante, si tu barco es de fibra de vidrio (lo más habitual hoy en día), será más resistente a agentes exteriores, pero de todos modos es muy aconsejable cubrirlo.

proteger el barco del mal tiempo_proteger el barco en el amarre Si puedes dejar el barco en el amarre, es recomendable proteger toda su superficie con una buena lona.

Más información sobre:

Guía de amarres: ¿dónde guardar el barco?