Transporte de barcos

Autor Maria José Lemos
15/10/2020

El transporte de barcos, por mar o tierra, se puede realizar de varias formas. En este artículo hablamos de cómo transportar tu embarcación donde quieras navegar, con seguridad y de la forma más económica.

transporte de barcos

Unas vacaciones distintas, una regata en un lugar lejano, un cambio de residencia, etc. muchas son las razones por las que en determinado momento podemos necesitar el transporte de barcos de un punto a otro. La verdad es que saber qué opciones de transporte de embarcaciones tienes a tu alcance te puede incluso ayudar a pensar en ampliar tanto tu horizonte de navegación, como el mercado en el que comprar un barco nuevo.

Aunque lo más normal, si la distancia es corta, es llevar el barco nosotros mismos por mar o tierra, hay veces que lo mejor y lo más prudente es optar por un servicio profesional de traslado de embarcaciones. Existen varias soluciones para el transporte de barcos empezando por un sencillo remolque hasta un transporte combinado por mar y tierra, todo depende de cuándo y dónde necesitas tu barco y, claro, de tu presupuesto.

Transporte de barcos por tierra

Remolque de embarcaciones

En determinados puntos de nuestra costa, es muy normal cruzarse con coches remolcando un barco o una moto acuática, normalmente conducido por alguien con la experiencia suficiente para maniobrar el conjunto con seguridad. Lo más común también es que este tipo de traslado sea entre la casa o garaje de los propietarios -o lugar de invernaje del barco-  y el punto donde lo van a botar para navegar un día, pescar un fin de semana, disfrutar de las vacaciones o de la temporada de verano. 

Si estás pensando en el transporte de embarcaciones con un remolque, lo primero que debes conocer son las normas de su transporte por las carreteras de España. Los remolques se dividen en dos tipos: ligero (masa máxima autorizada (MMA) menor o igual a 750 kg) y no ligero (MMA superior a 750 kg). Los remolques ligeros no necesitan permiso de circulación ni matrícula propia. Ya los remolques no ligeros necesitan tanto un seguro específico como matrícula y permiso de circulación. La embarcación a transportar determinará el coche que necesitas, el remolque y el permiso de conducir.

Si tienes el permiso de conducir de tipo B, podrás llevar un remolque ligero sabiendo que la suma de los pesos del remolque y del coche no pueden exceder los 3.500 kg. Para más peso, podrás necesitar el permiso B (B96), B + E o E. La bola de remolque a elegir es otro tema importante y lo mejor es que la instalen en tu taller de confianza; tienes dos semanas para legalizarla en la ITV. 

Son varios los temas a tener en cuenta en el transporte de barcos por carretera, lo mejor es siempre ser prudentes y empezar con trayectos cortos para acostumbrarnos a maniobrar nuestro coche y remolque de forma segura. También es importante elegir las carreteras que mejor se adapten al vehículo (¡bastante más largo!) y a una conducción más compleja en la que la distancia de frenado, las pendientes y las curvas presentan los principales desafíos. Y no olvides que el peso de una embarcación con todo lo que necesitas a bordo no es el mismo de cuando lo compraste, así quel si no estás seguro, lo mejor es pensarlo antes. 

trasnporte de barcos_remolque El transporte de embarcaciones por carretera con remolque es muy común en España, pero para poder llevarlo a cabo hay que cumplir con una serie de normas.

Servicio de transporte por tierra

Existe un gran número de empresas que ofrecen servicios de traslado por tierra para el transporte de una embarcación, además de ocuparse de la parte logística, grúas, seguros y trámites. Elegir una solución de transporte siempre dependerá del plazo que tenemos, del tipo de servicio que mejor se adapta a nuestras necesidades y del presupuesto.

En algunos casos, la solución más económica o ventajosa es hacer un traslado por carretera en un camión adaptado al transporte de barcos a través de un servicio profesional que puede incluso incluir trámites en las fronteras de los países por donde haya que transitar.

Es importante tener en cuenta que cuanto más largo sea el trayecto, más planificación requiere el transporte de barcos ya que existen restricciones a la circulación de ciertos vehículos por determinadas carreteras y puede sorprender la cantidad de tiempo que un transportista necesita para comprometerse a entregar el barco cuando lo necesitamos. Si ya tenemos experiencia, podemos contratar un servicio de transporte de barcos de confianza y dejarlo todo en las manos de la empresa elegida. 

Hoy en día, también podemos optar por portales dedicados al transporte de barcos dónde se puede enviar una petición con los detalles del servicio que necesitamos, con información detallada del barco, local de recogida y entrega y otras informaciones relevantes y esperar que las empresas especializadas propongan soluciones y presupuestos.

En este caso es muy importante asegurarse de contratar un servicio seguro y profesional en el que los riesgos para nuestro barco y nuestro bolsillo sean los menores posibles. 

Lo normal es recibir instrucciones para la preparación del barco antes de la recogida, algo que puede hacer que el precio del transporte de barcos  sea más económico que en el caso de contratar un servicio más completo. Debemos también informarnos del tipo de seguro que la empresa puede ofrecer documentando el estado del barco antes de entregarlo para estar más protegidos en caso de daños durante el traslado.

Más información sobre: El seguro del barco

transporte de barcos_carretera Las empresas especializadas en el transporte de embarcaciones por carretera, además de encargarse del traslado, suelen ocuparse de la parte logística, grúas, seguros y trámites. Foto: Cepelludo.

Transporte de barcos por mar

Otra posibilidad es transportar barcos nuevos o barcos de segunda mano en grandes buques. Existen muchas empresas especialistas en este tipo de traslado -muchas de ellas con experiencia en transportar pequeños y grandes barcos de regata- que se ocupan de cargar y proteger nuestro barco para que no le ocurra nada durante las semanas que puede tardar el viaje. Las embarcaciones transportadas de esta forma no están expuestas a los mismos riesgos que si hicieran todo el trayecto navegando así que suele ser una buena opción para quienes privilegian la tranquilidad de saber que el barco llegará a su destino listo para navegar.

transporte de barcos_mar Existen muchas empresas especialistas en el traslado de barcos por mar. Foto: YachtWorld.

Contratar un patrón profesional

Otra forma de llevar nuestra embarcación de un punto a otro del país o del globo es confiar en un patrón profesional que se haga cargo del transporte de barcos. En algunos casos, podemos incluso acompañarlo en el viaje y además de participar en la aventura. Podría ser una ocasión perfecta para aprender no solo sobre navegación, sino también sobre nuestra embarcación y quizás llegar a  tener la confianza necesaria para llevarlo nosotros mismos en un trayecto similar. 

Existen varias empresas que prestan este tipo de servicios con patrones muy experimentados y que se encargarán de que nuestro barco llegue en las mejores condiciones al local acordado y dentro del plazo que nos conviene. No importa si es un barco a vela o un barco a motor, grande o pequeño, en algunos casos, contratar un patrón es la mejor solución para tener la embarcación donde queremos.

Es muy importante en este caso asegurarnos que la embarcación y sus equipos se encuentren en buen estado para que no ocurra nada que pueda poner en peligro a los ocupantes de la misma. Lo normal es que el patrón haga una revisión del barco para que todo esté en orden antes de la salida.

Como en todo servicio en el que la confianza es fundamental, es ideal hacer nuestra propia investigación y hablar con amigos y conocidos que hayan tenido buenas y malas experiencias en el transporte de embarcaciones por mar. En este caso, tendremos que empezar a valorar opciones con bastante antelación, ya que si queremos trasladarla en temporada alta o si nuestro presupuesto es algo limitado, cuánto más tiempo tengamos para buscar y contratar el servicio más probabilidad habrá de lograr buenas condiciones y un precio más económico.

transporte de barcos_patron También puede recurrirse a un patrón profesional para que se haga cargo del transporte de la embarcación.

Transporte de barcos combinado

Muchas veces la distancia del recorrido, el tiempo de que disponemos y el sitio al que queremos trasladar el barco determinan el tipo de transporte que necesitamos. Así que por ejemplo si compramos una embarcación en Grecia o queremos pasar unas vacaciones en Malta quizás tenga más sentido recurrir a un transportista que haga parte del trayecto por carretera y la otra parte la hagamos navegando nosotros mismos o con la ayuda de un patrón profesional.

El transporte de embarcaciones combinado también suele ser la solución para distancias más largas y traslados intercontinentales. Un pequeño velero deportivo con el que queremos participar en una regata en el Caribe, el catamarán de nuestros sueños que vimos en Australia, o la compra de un barco clásico que encontramos en Miami pueden llevarnos a decidir optar por hacer el traslado en un buque hasta Génova y desde allí hasta España por carretera o navegando.

En definitiva, y como es lógico, independientemente de la opción que elijamos para el transporte de embarcaciones, prepararlo todo con bastante antelación es la mejor forma de evitar retrasos o comprometer las vacaciones familiares. 

Para saber cuánto puede costar transportar tu barco, solamente tienes que rellenar este formulario y recibirás en tu e-mail presupuesto con las principales empresas de transporte de embarcaciones del mercado con las que trabajamos.