Vender un barco en el extranjero

Autor Maria José Lemos
07/11/2019

Vender un barco en el extranjero supone algunos riesgos, pero si conocemos los detalles de este tipo de operación y de los trámites a realizar, puede ser una buena forma de acelerar el proceso e incluso vender el barco a un mejor precio. 

  • La ventaja principal de vender el barco fuera de España es que al ampliar el mercado de nuestro barco, podemos llegar a más potenciales compradores.
  • La venta en el extranjero conlleva la posibilidad de aumentar los riesgos asociados a una venta privada sin estar protegido por la ley española en el caso de que el comprador no realice todos los pagos acordados.

Vender un barco en el extranjero

Vender un barco suele ser un proceso lento que en algunos casos puede llegar a tardar un año o más. Cuando decidimos vender nuestro barco tenemos tendencia a pensar que todo será fácil, que nuestro barco es distinto y especial y que en unas pocas semanas ya habremos cerrado la venta. Quizás haya algunas excepciones, pero si en el mercado hay muchas opciones similares en cuanto a marca, modelo y año, lo más probable es que tendremos que esperar nuestro turno o bajar el precio considerablemente para venderlo más rápido que los demás.

Ventajas de vender el barco en el extranjero

Hay varias formas de acelerar el proceso de venta sin tener que bajar demasiado el precio del barco, y una de ellas es extender el área geográfica en la que vamos a venderlo, no solo a nivel nacional sino que también internacional. 

Dependiendo del tipo de barco, sabremos si podemos tener más opciones de venderlo a nivel local o internacional; por ejemplo, en el caso de barcos de vela competitiva, cuya demanda es internacional, tendremos posibilidad de cerrar la venta tanto en España como en el extranjero. Si en España la navegación de recreo está asociada sobre todo al verano y a las vacaciones, hay países donde la gente navega casi todo el año, y donde por lo tanto la venta de barcos no es un negocio tan estacional como aquí. Estas son solo algunas de las razones por las que puede merecer la pena buscar un mercado más amplio para nuestra embarcación.

Riesgos de vender el barco en el extranjero

Mientras las ventajas de vender el barco más allá de nuestras fronteras son bastante obvias, los inconvenientes lo son mucho menos. Al ampliar el mercado potencial de nuestro barco, existe la posibilidad de aumentar también los riesgos asociados a una venta privada sin estar protegido por la ley española. Una buena forma de garantizarnos una protección adicional es limitar la venta a la Unión Europea. De esta forma, tanto nosotros como el comprador quedaremos un poco más tranquilos en relación al marco legal de la transacción. 

Otro riesgo importante, y un aspecto que suele preocuparnos siempre en cualquier transacción, es el de cerrar la venta con un comprador que al final no pague y nos haga perder el tiempo o que intente quedarse con el barco sin haber efectuado todos los pagos acordados.

En cualquiera de estos casos, somos nosotros, los vendedores, que debemos estipular cómo y cuándo se harán los pagos y la entrega de la embarcación y no caer en ninguna trampa. El contrato de compraventa es fundamental para garantizar que todo se procese como queremos y en realidad estos riesgos son los mismos si el barco está en España y la transacción se realiza en territorio nacional. 

Para quedarnos un poco más tranquilos, podemos consultar una gestoría especializada en náutica deportiva para conocer los detalles de este tipo de operación y los trámites necesarios para transferir la propiedad de tu embarcación fuera de España. 

firmas-contrato-de-compraventa Redactar un contrato de compraventa es la mejor manera de evitar cualquier problema que pueda surgir después de la venta.

Formas de vender el barco en el extranjero

Cuando hablamos de vender un barco en el extranjero podemos estar hablando de dos situaciones distintas. La primera es si el barco se encuentra en el extranjero, está matriculado en otro país y lo vamos a vender fuera de España. La segunda es cuando el barco se encuentra en España y lo vendemos fuera de España, es decir, a un comprador no residente o a una empresa o bróker extranjero. 

Aquí vamos a ocuparnos de la segunda posibilidad, en la que el barco se encuentra en España. Si nuestro barco está atracado o varado donde vivimos o solemos navegar no hay razón para moverlo a no ser que creamos que otra localización lo hará más accesible a los potenciales visitantes. Si este no es el caso, el barco se quedará donde está hasta que lo vendamos y hayamos comprobado que los pagos se han realizado correctamente. También en este caso la venta en el extranjero o a un extranjero no tiene porque suponer ningún riesgo adicional. 

Consejos para vender un barco en el extranjero

Los pasos a seguir para la venta una embarcación dentro o fuera de España son casi los mismos. Eso sí, antes de ponerlo a la venta hay que tener en cuenta unos aspectos importantes, como por ejemplo elegir un portal con presencia internacional y que tenga versiones en varios idiomas, como CosasDeBarcos, para publicar nuestro barco. Esto nos permitirá llegar a un público más amplio de compradores que podrán verán el anuncio y todas las características del barco en su propio idioma.

También, debemos estar preparados a la hora de comunicar con potenciales clientes extranjeros. Si no hablamos otros idiomas siempre podemos recurrir a herramientas de traducciones a la hora de comunicarnos por email o mensajes con el comprador, pero en el caso de llamadas o visitas, y sobre todo en el caso de que la venta llegue a buen puerto, está bien asegurarnos que nos acompañe alguien que hable el idioma del comprador para responder a todas las preguntas y que no haya ningún malentendido. 

Por último, si es la primera vez que vendemos un barco y no conocemos muy bien cómo funciona el proceso de venta, o no tenemos tiempo para gestionarlo personalmente, puede ser útil contratar a un bróker que se encargue de todo, de las visitas al barco a la documentación para la venta. Hay veces en que tener el apoyo de un profesional es la mejor opción, aunque tenga un coste.

Más información: 

Cómo vender un barco

Vender un barco con la ayuda de un bróker