Barcos eléctricos

Autor Lidia Naranjo Martínez
02/07/2020

Aunque las embarcaciones eléctricas siguen siendo un producto novedoso en el mercado náutico, cada vez son más los avances que se realizan al respecto para reducir el impacto ambiental.

  • Un barco eléctrico comporta múltiples ventajas en muchos aspectos en comparación con un barco convencional.
  • La llegada al sector de nuevas compañías novedosas y tecnológicas preocupadas por el medio ambiente es cada vez más creciente.

embarcaciones-electricas

Ventajas de los barcos eléctricos

Las ventajas de los barcos eléctricos, en comparación con los convencionales, son múltiples. Te las explicamos a continuación:

  • Más sostenibles

Los motores de los barcos eléctricos utilizan energía eléctrica para moverse, una energía ecológica, limpia y amigable con el medio ambiente. Por lo tanto, no dejan residuos en el mar ni emiten gases nocivos. En otras palabras, se trata de una navegación libre de emisiones. 

  • Más económicos 

Actualmente el precio de la gasolina y el diesel es bastante elevado. Sin embargo, el de la electricidad es mucho más barato. Por este motivo, tendremos un importante ahorro de costes si en vez de combustible necesitamos energía para hacer funcionar el motor de nuestro barco. Este ahorro se notará considerablemente, sobre todo a largo plazo. Además, la eficiencia es muy alta, por lo que el confort es mucho mayor a la vez que se preserva toda la autonomía a la que estamos acostumbrados.

Más información sobre: Barcos baratos

  • Más silenciosos 

Lo que siempre han querido los amantes de la náutica es escuchar cómo las olas del mar rompen contra el casco, sin ruidos ni humos del barco. La única manera para hacerlo era mediante la navegación a vela. Esto ha cambiado ahora con la llegada de los barcos eléctricos. Lo silenciosos que pueden llegar a ser este tipo de barcos es sorprendente y se debe a que no tienen ningún motor de combustión. Por este motivo, no emiten grandes ruidos ni humos. Es más, tampoco emiten vibraciones, olores ni gases. 

  • Más sencillos de usar

Los motores eléctricos son más pequeños y confieren a los barcos una mayor maniobrabilidad, ya que con ellos desaparece la caja de cambios y el embrague. Son más ligeros y facilitan los giros sobre el barco. Además, permiten un mayor orden y unas cabinas más amplias y frescas. Usando solamente la energía almacenada por las baterías, se puede navegar durante períodos bastante largos, entre 6 y 10 horas aproximadamente.

  • Menor mantenimiento

Un motor eléctrico es mucho más limpio que uno convencional y, por ende, sencillo de mantener. Además, tiene un mecanismo tan simple y fiable que puede ser que, en la vida media de un barco, nunca necesite mantenimiento ninguno. Por lo tanto, podrás olvidarte de ello, a diferencia del continuo mantenimiento que se debe llevar a cabo en un motor convencional.

Más información sobre:

Mantenimiento de motor, cambio de aceite y filtro

Mantenimiento del motor, cambio de líquido refrigerante y protección anticorrosión

ventajas barcos eléctricos

Un repaso por la historia

Los inicios de la preocupación por la ecología se remontan a los años 70, debido al rechazo de la contaminación ambiental que generó el desarrollo industrial y, en parte, al movimiento hippy. Poco a poco, en el mercado náutico fueron apareciendo algunas novedades con propulsión eléctrica, como las embarcaciones Elco. Sin embargo, al principio se consideró como una moda pasajera y nadie los definía como “barcos ecológicos”. En Estados Unidos, habían otras prioridades y los barcos a motor roedores de gasóleo continuaron protagonizando los mares. Europa, que estaba más afectada por las crisis petrolíferas de los 70 y 80, sí tuvo que reducir más el combustible. No obstante, las mejoras en eficiencia energética fueron lentas y no ha sido hasta nuestros días que, con la ayuda de los movimientos ambientales, la sostenibilidad náutica se ha tomado más en consideración.

En los salones náuticos de los últimos años se ha podido comprobar cómo la sostenibilidad ha sido una de las mayores prioridades del sector: en el salón de Cannes de 2015, Arcadia Yachts presentó su Sherpa de 55 pies y paneles solares. En el de Mónaco, se lanzó el yate de 344 pies Acquaintance de Oceanco/Vitruvius, con un 20% reducción de consumo de combustible. Incluso en el Salón Náutico de Fort Lauderdale se presentó el modelo Greenline 48 como un “Híbrido NetGen”. Poco a poco, el sector náutico ha ido evolucionando hasta el día de hoy, contando con opciones mucho más sostenibles en el mercado, incluyendo barcos 100% eléctricos.

barcos-electricos-historia

Opciones en el mercado náutico

La oferta de este tipo de embarcaciones en el mercado náutico no es todavía muy amplia, pero actualmente está habiendo un auge en el lanzamiento de interesantes modelos con motores de propulsión eléctrica "pura" sin motores de combustión interna y, desde entonces, cada vez son más las novedades al respecto.

Un buen ejemplo es el Q30 Water Limousine de Q-Yachts, que fue presentado en el salón náutico de Düsseldorf en enero 2020 como prototipo de barco comercial de pasajeros. Cuenta con 9,3 metros de eslora y 2,2 de manga y se ofrece tanto en versión eléctrica con batería, como en versión combustible con pila. La versión eléctrica tiene el objetivo de responder a la demanda del mercado ofreciendo una embarcación capaz de transportar personas en ciudades y zonas marítimas de forma eficiente y responsable. Además, también es silencioso para no favorecer la contaminación acústica. Su casco está diseñado para navegar a una velocidad máxima de crucero de 15 nudos, su diseño es minimalista y está inspirado en su antiguo modelo Q30 anunciado en 2018.

También en el salón Náutico de Düsseldorf en enero 2020, la empresa alemana SAY Carbon exhibió su barco SAY 29E runabout, el cual se ha convertido hoy día en el barco eléctrico más rápido del mundo con una velocidad máxima alcanzada de 95 kilómetros por hora. El secreto para lograr sus altas velocidades es la combinación de la ligereza de su casco construido en fibra de carbono y su propulsión eléctrica. Además del récord de velocidad, también ha sido galardonado con otros, como el premio alemán a la Innovación por su capacidad de combinar el deporte, los viajes y la sostenibilidad. Esta embarcación puede adquirirse por 196.000 euros en versión básica.

Silent Yachts también ha revelado su nuevo buque insignia de 24,3 metros de eslora, el Silent 80 Tri-Deck de Silent Yachts Catamarans. Se presenta como el catamarán eléctrico solar más espacioso hasta el momento, cuenta con tres cubiertas y usa una silenciosa propulsión eléctrica, sin ruido, humos, ni vibraciones. Es autosuficiente y prácticamente libre de mantenimiento. Desde principios del año 2020 cuando fue lanzado, ya se han vendido más de 5 unidades y se trata de una evolución del modelo Silent 80. Una de las principales características de esta nueva embarcación es que cuenta con un salón con vistas panorámicas y aire condicionado en el flybridge.

Solar Eclipse Aquanima 40 es otro catamarán eléctrico solar, el primero de la empresa Azura Marine. Fue presentado en Indonesia en junio 2020 y dispone de una autonomía ilimitada. Esto significa que es capaz de realizar viajes oceánicos sin tener que parar a repostar. Como bien su propio nombre indica, lo que necesita para moverse es la energía del sol. Además, está dotado de una batería de 60kWh para poder funcionar sin la energía del sol cuando esté no está presente. Este sistema se completa con una instalación fotovoltaica que permite al barco moverse ilimitadamente hasta una velocidad de 4 nudos. La velocidad máxima de crucero que puede alcanzar es de 10 nudos y tiene una eslora es de 13,25 metros, donde se pueden alojar hasta 8 pasajeros. En su interior, cuenta con tres camarotes para invitados y dos, para tripulación.

barcos eléctricos 5: Q30 Water Limousine, 6: SAY 29E runabout, 7: Silent 80 Tri-Deck y 8: Solar Eclipse Aquanima 40. Foto: move 360, say carbon, silent yachts y Azura marine.

Tras el gran éxito de su anterior barco eléctrico (el Elex 8000) la empresa sueca X Shore ha presentado en el Boot Düsseldorf de 2020 el Eelord 6000, un segundo modelo de barco eléctrico más pequeño y cerrado de proa. Funciona totalmente con energía eléctrica y además es silencioso y dinámico. Cuenta con una eslora de 5,8 metros, un motor eléctrico de 225 kW. Tiene dos opciones de baterías disponibles: una de 90 kWh y otra de 120kWh. Dependiendo De la Fuente de energía, el tiempo de carga completa es de unas ocho horas. X Shore pretende revolucionar la industria náutica y convertirse en el Tesla del mar. Los cascos de sus barcos han sido diseñados para ser lo más eficientes posibles al atravesar el agua. Además, para ser todavía más respetuosos con el medio ambiente, sus materiales son nobles y reciclables.

Lanzado en 2019, el NEO HT en versión eléctrica del astillero Greenline fue nominado al premio European Boat of the year 2020 en la categoría de barcos eléctricos. Además, se ha hecho con otros galardones, tales como el prestigioso premio de diseño BIG en Ljubljana, Eslovenia. Es una embarcación de 9,9 metros de eslora y está propulsada por el motor fueraborda Twin Torqeedo de 55,1 kW y baterías dobles. Se puede configurar con un diseño abierto, hardtop o coupé con 1,3 KW de paneles solares.

El Candela 7 hydrofoiling speedboat también fue nominado al Boot Düsseldorf en la categoría de barcos eléctricos en 2020. Su característica principal es el hidrofoil, tal y como su propio nombre indica. Se trata de un barco de 7,7 metros de eslora construido totalmente en fibra de carbono que ha sido construido con el objetivo de ser veloz. Para conseguirlo, está dotado de un avanzado sistema de control y hidroplaneadores en forma de ala, que reducen el consumo de energía en un 80 por ciento en comparación con las embarcaciones de combustibles fósiles.

La embarcación Black Swan de Seine Alliance ha saltado a la fama por ser el primer barco completamente eléctrico en navegar por el río Sena como crucero privado y profesional. Tiene una capacidad máxima de 8 personas, una duración de 2horas y un tiempo de recarga completa entre 2 y 3 horas. Tras las primeras demostraciones en el primer trimestre de 2020, Seine Alliance comenzará a preparar un nuevo barco eléctrico, que espera que forme parte de su flota cien por cien eléctrica para 2024.

barcos eléctricos 9: Eelord 6000, 10: Neo HT Greenline, 11: Candela 7 hydrofoiling speedboat y 12: Black Swan. Foto: veloce, Boot, insideevs y new mobility.

Los barcos eléctricos del futuro

Durante los últimos años, las ventas de embarcaciones eléctricas han ido creciendo cada vez más gracias, en parte, por la llegada al sector de nuevas compañías novedosas y tecnológicas preocupadas por el medio ambiente, tales como las mencionadas X Shore, Q Yachts, Greenline, etc. Concretamente, ha habido un incremento considerablemente notable desde el año 2016, según apuntan los estudios de mercado de IDTechEx. No obstante, cabe destacar que los logros que se han conseguido hasta el momento han sido sin ayudas financieras, ni de regulaciones de emisiones, a diferencia de lo que sí ha pasado con el sector de los automóviles. Por lo tanto, el sector náutico se encuentra actualmente en un momento clave en cuanto a avance en embarcaciones eléctricas, pero también se enfrenta a algunos desafíos que todavía debe superar: la regulación de emisiones y los altos precios de las baterías marítimas.

Más información sobre: barcos de Greenline en venta en CDB