Los yates más caros del mundo

Autor Lidia Naranjo Martínez
30/01/2020

Los gigantes del mar siempre están dispuestos a romper los récords de lujo y coste hasta el punto de crear auténticas ciudades flotantes como símbolo de riqueza de sus propietarios. En este artículo revelamos El top 10 de los yates más caros del mundo y sus características.

Los yates más caros del mundo

Históricamente, las personas más acomodadas siempre han competido para demostrar su incalculable riqueza, ya sea construyendo las mansiones más lujosas, los monumentos más extravagantes o las obras de arte más fascinantes. A lo largo del tiempo, esas personas se han ido adaptando a las tendencias de cada momento para demostrar su riqueza, hasta el día de hoy, que lo demuestran a través de la construcción de reales palacios flotantes privados, los cuales cada vez van más allá de la imaginación hasta el punto de incluir en ellos huesos Tyrannosaurus Rex, sistemas antimisiles, sistemas antipaparazzi, los cuadros más caros del mundo, pistas de Fórmula uno o farmacias y quirófanos de lujo, entre otras impactantes características e instalaciones. Se trata, por lo tanto, de una continua e incesante lucha para convertirse en el “rey de los mares”. 

Más información sobre: El barco más grande del mundo.

  1. History Supreme

    Nuestro Top 10 de yates más caros del mundo lo abre el History Supreme, un barco con nada más ni nada menos que 100.000 kilos de oro platino, otros tantos de diamantes, rocas de meteorito y huesos de Tyrannosaurus Rex. Su coste estimado es de unos 2,4 billones de euros y se sospecha que su actual propietario es, desde 2018, Robert Kuok, el hombre más rico de Malasia. 

    El diseñador británico de lujo Stuart Hughes fue el encargado de construir esta extravagante joya, tardó tres años en darle forma y finalmente fue botada en 2006. Una de las características que más llaman la atención es su pequeña eslora en contraste con su precio. Con unos 30 metros de eslora, su tamaño parece ser insignificante al lado de otros megayates que superan los 100 metros. Sin embargo, son los metales preciosos utilizados en la construcción de cada uno de sus rincones los que lo convierten en el yate más caro del mundo, tales como el gigantesco acuario de oro, las botellas de licor de diamantes o la pared de huesos de tyrannosaurus rex de uno de los dormitorios y rocas de meteorito. Además, hay otros tantos detalles ocultos en la embarcación, como, por ejemplo, un iPhone forrado por quinientos diamantes con un botón de encendido que es otro diamante rosa de 7,4 quilates.

    History Supreme History Supreme. Foto: Masslib y News.com.
  2. Eclipse

    Durante muchos años el yate más caro del mundo fue el Eclipse, una embarcación de 800 millones de euros equipada con un submarino en su interior y un sistema de defensa antimisiles. También se dice que está dotada de un sistema antipaparazzi: un escudo basado en un sistema láser que bloquea las lentes de las cámaras digitales que estén cerca. A pesar de todos estos detalles, esta fortaleza flotante ha sido destronada y actualmente ocupa la segunda posición de nuestro ranking. 

    El Eclipse fue construido por el astillero alemán Blohm + Voss con un casco de acero y una superestructura de aluminio. Fue botado en 2009 y su actual propietario es el multimillonario ruso Roman Abramovich. Con 170 metros de eslora, son necesarios 70 miembros de tripulación para navegarlo y cuenta con estabilizadores de velocidad cero para ser más cómodo en aguas turbulentas. Se compone de 18 suites para invitados, una suite principal con techo descapotable para poder disfrutar de una noche romántica mirando las estrellas, dos piscinas, varios jacuzzis y una discoteca. Por si fuera poco, también viene equipado con tres lanchas más y dos helipuertos, además de una sauna, un cine y un gimnasio.

    Eclipse Eclipse. Foto: Super Yacht Time y Flickr.
  3. Azzam

    Azzam es uno de los megayates más misteriosos, ya que nunca se ha podido conocer qué alberga en su interior más allá de un gran salón principal de unos treinta metros cuadrados. Lo que sí sabemos es que su valor se estima en unos 600 millones de euros y su actual propietario es el jeque Jalifa bin Zayed Al Nahayan, Presidente de los Emiratos Árabes Unidos y Emir de Abu Dhabi.

    El Azzam fue construido por el astillero alemán Lürssen Yachts y fue botado en 2013. A pesar de sus 180 metros de eslora, lo que equivale a casi dos campos de fútbol, puede llegar a una velocidad máxima de crucero de 32 nudos y puede navegar en aguas poco profundas. Su casco está construido en acero, su superestructura en aluminio y verticalmente está compuesto de siete cubiertas, en las que se reparten los 48 camarotes del barco, 18 de los cuales se destinan para los invitados y 30 para la tripulación. En su exterior cuenta con un helipuerto y una piscina cubierta. En su interior, se rumorea que su interior hay una discoteca y un cine. También se dice que está protegido mediante sistemas antimisiles y que tiene un submarino. El significado de su nombre es “Decidido”.

    Azzam Azzam. Foto: Marine Reservation y Pinterest.
  4. Serene

    El cuarto puesto de nuestra lista lo ocupa el Serene, un megayate de fantasía de unos 485 millones de euros que alberga en su interior el cuadro más caro del mundo: el “Salvator Mundi”, de Leonardo Da Vinci. Se alquila por unos 5 millones de euros la semana y actualmente es propiedad de Mohamed Bin Salman, príncipe de Arabia Saudita. 

    Serene fue botado en 2011 y el astillero italiano Fincantieri Yachts lo dotó de lujo a lo largo de sus 133 metros de eslora. Una de sus características más llamativas es que cuenta con una suite principal que tiene vistas bajo el agua, además de una propia chimenea. También dispone de una piscina cubierta, dos helipuertos, un hangar para guardar el helicóptero cuando no está en uso y un garaje para albergar otros barcos en su interior, donde se incluye un submarino. Por la noche, las siete cubiertas del imponente yate se iluminan con tonos verdes, formando un espectáculo verdaderamente llamativo. Por si fuera poco, cuenta con un completo spa, una sala de cine, un teatro, una pared de escalada y un enorme horno para cocinar pizzas caseras. El año pasado fue fondeado al abrigo del cabo Finisterre, en A Coruña.

    Serene Serene. Foto: Superyachts.
  5. Topaz

    Topaz es un megayate de lujo propiedad actualmente del multimillonario Mansour bin Zayed bin Sultan Al Nahyan, viceprimer ministro de los Emiratos Árabes Unidos y miembro de la Familia Real de Abu Dhabi. Se trata de una embarcación que supera los 460 millones de euros y que cuenta en su interior con un garaje repleto de otras tantas embarcaciones y juguetes acuáticos como motos de agua, minisubmarinos, catamaranes, lanchas neumáticas, botes inflables, seabobs, paddle surf.

    El encargado de construir este monstruo marino fue el astillero alemán Lürssen Yachts, que lo botó en 2012. En 2014 Topaz acogió al famoso Leonardo Di Caprio durante su estancia en el país sudamericano. A lo largo de sus 147 metros cuadrados de eslora, se encuentran dos helipuertos, un gimnasio, un salón de conferencias y una sala de cine. También cuenta con dos jacuzzis en la cubierta de popa, junto a la piscina, que de noche se ilumina con luces de colores. Sus ocho cubiertas se comunican a través de un ascensor y entre ellas se reparten las 26 suites, todas ellas dotadas de todo lujo de detalle para 52 huéspedes. Su velocidad máxima de crucero es de 25,5 nudos y cuenta con estabilizadores especiales que garantizan el confort a bordo cuando el yate está anclado, sobre todo en aguas turbulentas.

    Topaz Topaz. Foto: Super Yachts.
  6. Dubai

    El Dubai es un yate de lujo de unos 350 millones de euros que destaca por albergar una gigantesca escalera circular con peldaños de vidrio que cambian de color, mosaicos hechos a mano y una piscina con azulejos también hechos a mano. Su actual propietario es Mohammed bin Rashid Al Maktoum, el Primer Ministro de los Emiratos Árabes Unidos y el gobernante del Emirato de Dubai, tal y como el nombre de su barco indica.

    Botado en 2006, Dubai fue construido por los astilleros Blohm & Voss y Lürssen Yachts y su interior fue diseñado con detalles altamente atrevidos por el propio Mohammed bin Rashid Al Maktoum. Alrededor de sus 163 metros de eslora, puede alojar hasta 24 invitados en 12 suites equipadas todas ellas con balcones exclusivos y vistas panorámicas. Además de las comodidades habituales (piscina, cine, helipuerto, gimnasio, discoteca, terraza barbacoa, submarino, jacuzzi, etc.), dispone también de tres ascensores conectados con todas las cubiertas, spa con talasoterapia, un enorme solarium, una enorme plataforma de baño para deportes acuáticos. Además, tiene un helipuerto que puede sostener un helicóptero de hasta 9,5 toneladas y cuenta con una velocidad máxima de crucero de unos 26 nudos.

    Dubai Dubai. Foto: Yachtsinternational y Superyachts.
  7. Al Said

    Unos deciden ponerle a su megayate el nombre de la ciudad de la que son gobernantes y otros optan por ponerle su propio apellido. Es el caso del sultán Qaboos bin Said de Omán, quien ha dado nombre al séptimo yate más caro de nuestro ranking, Al Said, con un valor de 280 millones de euros. Está realizado completamente en acero y una de sus características que más llaman la atención es que en su interior tiene un teatro con capacidad para albergar a todos los integrantes de una orquesta de más de cincuenta músicos.

    El astillero encargado de darle forma a lo largo de sus 155 metros de eslora fue el prestigioso Mariotti, en Italia. Fue botado en 2007 y ha estado varias veces atracado en puertos españoles, como por ejemplo en Alicante en 2008, donde ocupó un muelle colindante acaparando la atención de toda la ciudad. Las características de su interior, tal y como ocurre con la mayoría de megayates, son todo un misterio. Solamente sabemos que dispone de un salón de belleza, una sala de cine, un gimnasio, zona de spa con jacuzzi y una biblioteca. En cuanto a su exterior de seis enormes cubiertas, tampoco hay mucho detalle, la única instalación visible es una enorme piscina y dos helipuertos. El sultán suele navegar a bordo con dos helicópteros militares y doce Mercedes-Benz, pudiendo alcanzar hasta los 25 nudos de velocidad.

    Al Said Al Said. Foto: Softomic.
  8. Dilbar

    Dilbar es el único yate del mundo que dispone de una farmacia y un quirófano abordo. Estas instalaciones están equipadas con mobiliario exclusivo firmado por Tecny-Farma y sus muebles farmacéuticos de lujo cuentan con cerraduras de última generación para evitar su apertura con mala mar. Se estima que su precio es de 241 millones de euros y su actual propietario es el multimillonario ruso Alisher Usmanov.

    Botado en 2015 por el astillero alemán Lürssen, este imponente yate ha captado toda la atención de los habitantes y visitantes de Barcelona durante varios años en los que ha estado fondeado (2016, 2017 y 2018) y durante su estancia, se convirtió en una gran y lujosa atracción turística más de la ciudad. Sus 156 metros de eslora la convierten en la cuarta más grande del mundo, pero, sin embargo, ha sido precisamente su eslora lo que le ha impedido atracar en algunos puertos, como en el de Porto Cervo, en Italia, puesto que no cabía en sus muelles. Puede hospedar unas 120 personas, 80 tripulantes y 40 invitados, a quienes ofrece una piscina hidromasaje en la cubierta principal, un gran cine con sillones reclinables, sala de discoteca, piscinas, helipuertos y varias lanchas auxiliares capaces de evacuar a todos los ocupantes en tiempo récord, entre otras instalaciones y características de lujo que no han sido desveladas.

    Dilbar Dilbar. Foto: Super Yacht Fan.
  9. Superyacht A

    El Superyacht A es el megayate que más se distingue de todos los mencionados, ya que es el único a vela y, además, el más grande del mundo. Sus mástiles, rotatorios, rozan los 100 metros de altura, de hecho, son tan grandes que en uno de ellos se ha ubicado un camarote. Su precio se estima en 233 millones de euros y su actual propietario es el magnate ruso Andrey Melnichenko.

    Construido por el astillero alemán Nobiskrug y botado en 2017, esta obra de arte naval cuenta con 119 metros cuadrados, ocho cubiertas y está equipada con todas las comodidades posibles e imaginables. Entre otras cosas, alberga un gimnasio y una enorme piscina con spa. También dispone de un helipuerto para aterrizar sobre él y un submarino para navegar bajo del mar. Además, el casco ofrece un puesto de observación de cristal para poder sentirse bajo del mar en la propia embarcación, sin necesidad de subirse al submarino. Para relajarse en su exterior, cuenta con amuras extensibles que se transforman en terrazas al mar y, cuando navega, estos balcones quedan perfectamente replegados en el casco. Puede acomodar unos sesenta pasajeros entre invitados y tripulación y contiene varias tinas, de 12 a 16 metros. En cuanto a las características técnicas, el velero A es súper ecológico y tiene una tecnología eléctrica muy avanzada. De hecho, está equipado con un sistema de propulsión híbrido de velocidad variable, conectado con dos hélices de paso, dos motores diesel de 3600 kW y dos motores eléctricos de 4300 kW; puede alcanzar una velocidad máxima de 21 nudos.

    Superyacht A Superyacht A. Foto: Love Yachts.
  10. Al Mirqab

Al Mirqab es un megayate de sobras conocido en el país, ya que ha pasado varias temporadas en puertos españoles, como, por ejemplo, en el Club de Mar, en Palma de Mallorca. Según la revista Forbes, se considera uno de las embarcaciones más bonitas del mundo en su género. Su valor se estima en unos 218 millones de euros y pertenece a Hamad bin Jassem bin Jabr Al Thani, político catarí miembro de la familia real de Qatar y ex Primer Ministro de Qatar, quien protagonizó los titulares de los periódicos españoles en 2015 al anunciarse que había comprado el 10% de El Corte Inglés. 

Este imponente yate fue construido en Alemania, por el astillero Peters Schiffbau, y botado en 2008. Cuenta con una eslora de 133 metros cuadrados, sobre la cual se distribuyen instalaciones diversas con todo lujo de detalle, como una piscina cubierta un cine, bares exteriores, una sala de discoteca y un helipuerto encima del puente de navegación, además de una curiosa chimenea inclinada hacia atrás que surge del palo de antenas del buque. También está dotado de un submarino y sistema de defensa antimisiles. La suite principal del propietario ocupa una cubierta completa y puede acomodar a diez invitados en cinco grandes camarotes, aunque la tripulación máxima es de 60 personas contando al personal de tripulación. Su velocidad máxima de crucero es de 20 nudos.

Al Mirqab Al Mirqab. Foto: Imago Images.

Streets of Monaco

Por último pero no por ello menos importante, hay que hacer referencia al Streets of Monaco, un diseño de un megayate que se encuentra actualmente en plena construcción, el cual, si estuviese acabado, se situaría en el segundo puesto de nuestra lista, ya que su precio se estima en 1 billón de euros. Se trata del megayate que visualmente más llama la atención de todos los mencionados anteriormente, ya que parece irreal: recrea sobre el agua las glamurosas calles del exclusivo principado de Mónaco, entre las cuales destaca su enorme circuito de fórmula uno con túneles. En dos palabras, parece una auténtica “ciudad flotante”.

El constructor encargado de darle forma es Yacht Islands Design, un astillero especializado en diseños de yates de lujo altamente llamativos, tal y como se aprecia a lo largo de los 155 metros de eslora del mega yate. Todavía no hay pistas de quién será el dueño, ni cuándo será entregado. Lo que nos queda claro es que su arquitectura está inspirada en varios edificios monegascos de Mónaco y, al igual que en la ciudad, se pueden encontrar el hotel de Paris, el casino, el Palacio Grimaldi, el hotel Loews, el puerto de Hércules y el club La Rascasse. A pesar de todo el peso que todos estos detalles suponen, tiene una velocidad máxima de crucero de 15 nudos.

Streets of Monaco Streets of Monaco. Foto: News Atlas.