El velero más grande del mundo

Autor Lidia Naranjo Martínez
02/04/2020

Revelamos las características y secretos del velero privado más grande del mundo: Sailing Yacht A. Además, hacemos una reseña de otros "gigantes del mar".

el velero más grande del mundo

Cuando se trata de escoger un superyate, los aficionados acostumbran a optar por un barco a motor con el diseño más innovador posible y la última tecnología. Sin embargo, los verdaderos navegantes prefieren veleros de diseños más clásicos para poder desplegar las velas a favor del viento y sentir así el sonido de las olas. En este artículo revelamos toda la información de la que somos partícipes sobre el velero privado más grande del mundo, así como de otros “gigantes del mar”.

Sailing Yacht A, el velero futurista

Sus medidas y características

Además de batir el récord del velero privado más grande del mundo gracias a sus 142, 81 metros de eslora, el Sailing Yacht A también ha sido galardonado con otros premios, tales como el “Yate a vela del año 2017” y "Mejor yate a vela mayor de 40 metros de 2017".  Fue construido ese mismo año por el astillero alemán Nobiskrug para su actual propietario, el magnate ruso Adrelej Melnichenko Igorevich, el 88º hombre más rico del mundo y el 7º de Rusia, según Forbes. El diseño de su embarcación es mérito de Philippe Sarke, arquitecto de renombre mundial. Cuenta con una manga de 24,88 metros, pesa 12.558 toneladas y está equipado con 3 enormes mástiles con los cuales alcanza una altura de 91 metros. Incluso, la superficie de sus velas supera el tamaño de un campo de fútbol. 

Compuesta por 8 cubiertas, esta obra de arte naval está equipada con todas las comodidades imaginables, entre las cuales destaca su área de observación marina, un helipuerto, un gimnasio y una enorme piscina con spa. Todo este espacio está dotado para acomodar a unos sesenta  pasajeros entre invitados y tripulación. Como cabe esperar, también está equipado con la última y más sofisticada tecnología, como un sistema de control remoto digitalizado, a través del cual cualquier función del barco puede manejarse cómodamente desde una siemple pantalla táctil. Por cada una de sus características y su conjunto en sí, el Sailing Yacht A está valorado en 425 millones de euros.

Comprometido con el medioambiente

A pesar de su magnitud, este velero no tiene un alto nivel de consumo de combustible y, por ende, de contaminación, sino que su tecnología avanzada lo convierte en un barco ecológico. De hecho, está equipado con un sistema de propulsión híbrido de velocidad variable, conectado con dos hélices de paso, dos motores diesel de 3600 kW y dos motores eléctricos de 4300 kW. Todo esto le permite alcanzar una velocidad máxima de 21 nudos. También tiene un sistema de navegación con tres mástiles giratorios independientes y sus velas son totalmente automáticas. 

Sus materiales son también de última generación: los mástiles están hechos de fibra de carbono y las velas, producidas en los Estados Unidos por Doyle Sailmakers, están hechas de carbono y tafetán. El casco de aluminio también tiene partes de fibra de carbono para aligerar la estructura, las cubiertas son de teca y el vidrio es a prueba de bombas. Para asegurar un alto grado de seguridad, se han instalado 40 cámaras de seguridad de CCTV en el interior. En cuanto a sus interiores, hay un halo de misterio ya que, al tratarse de una nave privada, sus detalles no han sido revelados ni mostrados al público.

Historia y polémica

Su tamaño gigantesco ha creado mucha polémica y ha dado mucho de qué hablar a los medios de comunicación con diversas especulaciones y controversia desde que fue botado. Sin ir más lejos, durante su primera prueba de navegación en el Mar Báltico, diversos medios como el periódico británico Daily Mail temían que el barco quedase atrapado en medio del océano: su tamaño, de 9 metros de calado y 90 de altura, era superior al del puente que conecta Copenhague con Suecia, el Öresund, de 57 metros de altura. Según los medios, el multimillonario ruso habría gastado una fortuna en un barco con limitaciones bastante importantes. Sinembargo, el dato fue desmentido por el portavoz del multimillonario ruso: "Aunque el buque fue diseñado con un calado de ocho metros cuando está completamente cargado, en condiciones de carga ligera navega a 7,5 metros".

Lo que sí está claro es que el Sailing Yacht A es ciertamente un barco que no pasa desapercibido por su imponente tamaño y su forma asimétrica y futurista. Por este motivo, se ha convertido en la embarcación con más paparazzis del mundo.

Sailing Yacht A Fotografías del Sailing Yacht A de turistas y paparazzis.

Black Pearl, el velero ecológico

El segundo velero de nuestra lista lo ocupa el Black Pearl, con nada más ni nada menos que 106 metros de eslora. El Perla Negra, su nombre traducido al español, destaca por estar propulsado por energía solar y eólica gracias a sus velas: al tejido de dacron (tejido convencional) se le han añadido paneles solares flexibles para generar energía a bordo que alimentan el sistema eléctrico. Gracias a este sistema, dicen que el yate podrá cruzar el Atlántico con tan solo 20 litros de combustible, lo que sería todo un hito de la navegación. 

Construido por el astillero holandés Oceanco por orden del multimillonario ruso Oleg Burkanov en 2018, este mega yate de tres mástiles puede alcanzar los 30 nudos de velocidad. Su imponente vela de 2.900 m² distribuida en 3 mástiles de carbono de 70 metros, puede desplegarse fácilmente y de forma mecánica en tan solo 7 minutos. Además de su propulsión ecológica, también está dotado de un sofisticado sistema para situaciones de emergencia que genera electricidad y la transfiere a dos motores de transmisión eléctrica. Entre las tres cubiertas, se ofrecen zonas sociales de lujo como un beach club, plataforma de baño o terraza y un garaje donde guardar desde embarcaciones auxiliares a un arsenal de juguetes acuáticos. Respecto a su interior, no se ha revelado hasta la fecha ningún dato ni imagen, pero lo que sí sabemos es que puede alojar hasta 12 invitados. 

black pearl Black Pearl. Foto: El Confidencial.

Sea Cloud, el velero de las mil historias

El Sea Cloud se caracteriza por ser un velero con mucha historia. De hecho, es el velero de pasajeros más antiguo del mundo. Sus orígenes se remontan a 1929 y a lo largo del tiempo ha pasado por diversas etapas: ha servido como barco de recreo privado para un matrimonio, embajada oficiosa para un diplomático, buque militar durante la Segunda Guerra Mundial, yate presidencial para un dictador, barco escuela, velero ruinoso y hoy deslumbrante buque de crucero.

Construido en 1931 por los astilleros Krupp Germaniawerft, este yate de cuatro mástiles afirma toda su majestuosidad con sus 96 metros de eslora, que lo sitúan como el tercer velero más grandes del mundo en nuestro ranking. En su interior, alberga suites individuales y dobles forradas de maderas nobles y con más de 70 camas totales. Sus baños alicatados de mármol de Carrara cuentan con grifería de oro. También dispone de una enorme biblioteca y salón decorado al estilo medieval y puede acomodar hasta 64 pasajeros y más de 60 miembros de la tripulación. En 2018 hizo escala en Barcelona tras 87 intensos años de navegación y actualmente navega por Europa y el Caribe, bajo la propiedad de Sea Cloud Cruises como chárter de lujo. El precio del billete es de unos trece mil euros por personas aproximadamente.

sea cloud Sea Cloudl. Foto: El Español y Sea Cloud.

Eos, el velero de película con nombre de diosa

Este velero de película con nombre de diosa fue construido por orden del magnate de la comunicación Barry Diller, quien ha presidido famosas productoras como Fox y Paramount y ha dado luz verde a éxitos como Los Simpson o Grease, entre otros. Se trata de un barco muy resistente, ya que sobrevivió a un incendio en Oslo mientras su dueño visitaba la ciudad, sufriendo graves daños en la cubierta superior. No obstante, fue reformado y a día de hoy sigue surcando los mares.

Construido por el astillero alemán Lürssen en 2006 y diseñado por Bill Langton y Francois Catroux, tardó tres años en estar estar listo y se dice que costó unos 150 millones de dólares. Cuenta con 93 metros de eslora, 13,50 de manga y pesa 1,500 toneladas. Tiene un mástil de 61 metros por ser la máxima altura posible para poder pasar por debajo de los puentes más emblemáticos del mundo. A pesar de su estilo clásico, esconde tecnología super avanzada, además de dos motores diésel MTU que le permiten alcanzar sin ayuda del viento velocidades de hasta 16 nudos. En su interior, aloja varias motos de agua y pequeñas lanchas a motor para poder acercarse a la playa o a la costa sin ningún peligro. También dispone de un salón con barra de bar decorado con un moderno mobiliario de maderas y piel y lujosos camarotes para acomodar hasta 16 invitados y 21 miembros de la tripulación. Eos suele visitar Mallorca cada año siendo posible verla fondeada en diversos puntos de la isla.

eos Eos. Foto: Megayacht news.

Athena, el velero estiloso

Ponerle nombre de diosa griega a tu barco siempre ha estado de moda, incluso en los veleros más grandes y lujosos. Athena es una embarcación de formas clásicas que destaca por su diseño glamuroso. De hecho, ha ganado diversos premios que lo certifican, como el de mejores interiores de un yate de vela en 2005. Para hacerlo posible han hecho falta muchas manos de alto prestigio: el interior lo ha diseñado Rebecca Draley, el exterior Pieter Beeldsnijder Design y la arquitectura naval está hecha por Dykstra & Partners.

Construido en 2004 por el astillero holandés Royal Huisman para el empresario y fundador de Netscape James H. Clark, se dice que este súper yate de 90 metros de eslora costó unos 100 millones de dólares. Tiene 3 cubiertas, 3 mástiles de 58,80 metros y la superficie de sus velas es de 2.600 metros cuadrados. Evoca a los veleros clásicos, pero sin renunciar al confort y detalles modernos. El grado de automatización a bordo es muy alto, conviviendo las pantallas planas para la monitorización y ayudas a la navegación, con la tradicional bitácora y rueda de timón. Gracias a su avanzada tecnología es capaz de navegar incluso con vientos relativamente débiles, pudiendo alcanzar los 19 nudos de velocidad. En su interior, dispone de 5 enormes suites dobles para acomodar a 10 invitados, un salón, un comedor en la cubierta principal, una biblioteca y una sala de cine. Además, cuenta con todo tipo de equipos para deportes náuticos e, incluso, una cámara de descompresión para buceadores. 

athenea Athenea. Foto: Abc.

Maltese Falcon, el velero-cine

La principal característica del Maltese Falcon es su cine al exterior. Este está creado con una de las quince velas que tiene el barco, la cual hace de pantalla de cine y proyecta en ella las películas para disfrutar de una real noche de ensueño bajo las estrellas. Además, se trata de una embarcación única por ser la primera en usar el Dynarig, un sistema de propulsión revolucionario precisamente a vela, ideado por el ingeniero alemán William Prölss.  Por lo tanto, se trata claramente de una obra de la ingeniería náutica que saca el mayor provecho posible de sus velas.

Este imponente yate de tres mástiles y 88 metros de eslora  fue construido en 2006 por Perini Navi y tiene un valor de entre 140 y 280 millones de euros. Sus 15 velas cuadradas tienen todavía más funciones que las mencionadas anteriormente: su tecnología sofisticada les permiten recoger datos sobre el viento y otra información fundamental y útil para la navegación. El resultado de ello es que la enorme embarcación puede alcanzar los 22 nudos de velocidad, pudiendo atravesar el Océano Atlántico en unos 10 días. Además, tmbién cuenta con un sistema de enrollado de mástiles diseñado por Fabio Perini y un sistema de automatización y seguridad sin precedentes. Sus espacios interiores pueden acomodar hasta 12 invitados y 22 miembros de tripulación, son refinados y cuentan con las más lujosas comodidades y detalles como obras de arte y mobiliario de diseño. Cuenta con tres cubiertas comunicadas entre sí por una escalera de caracol que rodea al mástil principal, creando así un maravilloso efecto de espiral. 

maltese falcon Maltese Falcon. Foto: Burguessyacht.

Aquijo, el velero misterioso

Aquijo es el resultado del trabajo colaborativo de dos astilleros, Vitters y Oceanco, que la botaron en 2016. Vitters aportó la experiencia en navegación y Oceanco las habilidades y conocimientos necesarios para crear un súper velero de alta tecnología. Además, Vitters no tenía las instalaciones para construir un yate tan grande, mientras que  Oceanco tiene una larga experiencia en la construcción de buques complejos de más de 80 metros.

Esta obra de arte naval estimada en 80 millones de euros, cuenta con 85,9 metros de eslora y 14,48 de manga. A pesar de haber sido botada hace 4 años, no hay mucha información divulgada sobre ella. Es la embarcación de nuestra lista de la que menos información disponemos. Por lo tanto, sus características exteriores y detalles interiores se convierten todo en un misterio. Lo que sí sabemos es que el precio de su alquiler para una semana es de unos 400.000 euros para navegar por el Mediterráneo.También sabemos que el exterior fue diseñado por Bill Tripp y el interior fue obra de Dölker + Voges. 

aquijo Aquijo. Foto: Vitters.

Más información sobre: 

Los yates más caros del mundo

El barco más grande del mundo