Las embarcaciones cabinadas son una de las categorías de barcos más populares en el Mediterráneo y pueden ser de dos tipos: las lanchas pequeñas, deportivas, también llamadas cuddies en inglés, con una cabina en la proa y una acomodación básica para dos personas; y los cruceros familiares, más espaciosos, cuyo objetivo principal es la comodidad de los pasajeros. La disposición más común en estas embarcaciones es la de bañera abierta y proa cerrada donde se encuentra la cabina principal, pero existen también cruceros con el camarote en la popa.

Elegir una lancha cabinada o un crucero depende mucho del programa de navegación y del uso que quieres hacer de tu barco. Un cuddy privilegia el aspecto deportivo, la velocidad y el rendimiento y te permite pasar un par de noches a bordo. En un crucero familiar destacan el espacio y el confort, podrás pasar varios días a bordo con la familia o los amigos y disfrutar de un salón de popa, una bañera cómoda, un solarium en proa y espacio en la parte inferior para cocinar y dormir. Tanto los cuddies como los cruceros existen en diferentes esloras y disposiciones, además de ofrecer muchas opciones de personalización.