Club Nàutic Vilanova

Puertos deportivos

Escollera de Ponent s/n
08800 - Vilanova i la Geltrú
Barcelona (España)

Descripción

Vilanova y la Geltrú, tiene en el mar, una parte muy importante de sus propias señas de identidad. En este sentido, resulta bastante difícil definir el carácter de sus habitantes, la particularidad de sus costumbres, de sus fiestas, de sus sueños, sin tener en cuenta su vocación mediterránea. Y ello es así por distintos motivos, de los que no podemos olvidar su propia actividad económica y comercial a lo largo de la historia.

El Club Nàutic Vilanova, nace pues de un largo idilio anterior de sus habitantes con la playa que se remonta a los años 20. Las piraguas a remo y los patines a vela, fueron las primeras embarcaciones que colonizaron el litoral, construidas todas ellas por un pequeño grupo de aficionados con mas entusiasmo que medios materiales y económicos. Fueron estos aficionados quienes, capitaneados por Josep Solà Morell emprendieron en 1940, tras la guerra civil, lo que había sido una larga ilusión histórica:

Disponer de un local adecuado para almacenar y reparar las embarcaciones, así como disponer de unas mínimas instalaciones para fomentar el encuentro y compartir su afición. De esta forma se aprovecho en 1942, el local situado en unos sótanos húmedos y alargados de la playa para fundar al amparo de la Obra Sindical lo que terminaría denominándose en la jerga sindical de la época: Sección Náutica de Educación y Descanso. Sin ayuda oficial alguna y con las aportaciones económicas de sus miembros (2 pesetas mensuales), la Sección Náutica sobrevivió a base de voluntarismo los 15 años que transcurrieron hasta la terminación de las obras del puerto iniciadas en 1949.

La primera instalación del actual Club Náutico, fue una caseta de madera cedida por la empresa consignataria de buques Argimbau y situada en la dársena exterior de Levante del puerto. En aquel entrañable refugio, que sobrevivió todos los avatares hasta el traslado de las instalaciones a la ubicación actual, tuvo lugar la inauguración oficial del Club Nàutic Vilanova en 1957 como lo atestiguan las fotografías cedidas por Jorge Mas y expuestas actualmente en el Salón Social del club. Los fundadores del CNV fueron 50 personas, casi todas vinculadas a la anterior Sección Náutica de la playa, y entre ellas,

Su primer presidente Josep Solà i Morell y su sucesor en el cargo, de imborrable recuerdo: José María Jiménez Hernández, “El Capi”. Se disponían de 16 embarcaciones, la mayoría botes de vela ligera de 4,5m de eslora pertenecientes a la clase Snipe, construidas contablas de madera de pino y velas de lona.

Los primeros años de nuestra entidad (un montón de piedras le llamaban cariñosamente los asociados), y la precariedad de sus medios, quedan reflejados en un artículo aparecido en el periódico Tele-Express el 14 de abril de 1973: “simplemente una vieja caseta de madera, un pequeño rincón en el muelle comercial, doce botes y un grimpolón, bastaron para comenzar, para convertir después, hoy, el Club Náutico Vilanova, en uno de los más importantes de España”.

En Junio de 1960, según consta en los archivos, el número total de asociados era de 150 y se disponía de 31 embarcaciones registradas. Pocos meses más tarde, el Grupo de Puertos, autoriza el traslado provisional del club al ángulo SE. de la dársena pesquera, y transcurrido algún tiempo, llegarían los primeros pantalanes cedidos por el Club Náutico de Barcelona y transportados por mar a remolque de una barca de arrastre. El traslado definitivo a las instalaciones actuales, un proyecto iniciado en 1973, no fue una realidad hasta 1989, y en estos momentos, con más de 850 amarres y un número de socios superior al millar, el CNV es el segundo club náutico de Cataluña.